La Rioja

C's quiere convertir Logroño en un centro comercial abierto

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Julián San Martín, apostó ayer por convertir el centro de Logroño en un centro comercial urbano y abierto, que repita la misma fórmula de gestión con la que funcionan los instalados en la periferia de la ciudad, aunque en este caso integrado por una red de comercios ubicados en el mismo corazón de Logroño. San Martín lamentó que muchas zonas «vienen languideciendo» desde años a causa de la crisis y el cambio de los hábitos de consumo y, para paliar esta situación, propuso crear un gran centro, que quedaría delimitado por las arterias principales de la ciudad: al este por Colón y el Paseo de las Cien Tiendas; al norte, por avenida de La Paz y al oeste por Jorge Vigón, Galdós y Gran Vía, hasta converger en la rotonda de Murrieta. Su propuesta no olvida Portales ni el Paseo de las Cien tiendas, para las que piden, además, un plan de dinamización comercial.

El resultado sería «una gran superficie comercial cinco veces más grande que Alcampo y el Berceo», según San Martín, que anunció que llevará la propuesta al próximo pleno, donde defenderá la necesidad de apostar por un comercio de proximidad y competitivo. El modelo que defiende el edil es un centro con «entidad propia, con una oferta que incluya tiendas de marcas conocidas, franquicias, establecimientos 'locomotoras' y zonas de ocio, y que cuente con un gerente que haga de relaciones públicas y organice campañas de promoción conjuntas. «Las compras se hacen en familia y, por eso, también son necesarias ludotecas y zonas de ocio infantil.». En este sentido, consideró que espacios como El Espolón deberían tener una utilidad más actual.