La Rioja

La firma del contrato de la estación de autobuses permite que la obra pueda empezar el 9 de enero

Santiago Miyares (LIF) y Jenaro López Tello 
(UTE) firman el contrato en presencia de
Gamarra y Ceniceros. :: sonia tercero
Santiago Miyares (LIF) y Jenaro López Tello (UTE) firman el contrato en presencia de Gamarra y Ceniceros. :: sonia tercero
  • La actuación, que tendrá un presupuesto de 16,3 millones de euros, debería estar terminada para los 'sanmateos' del 2018

Ya está. El contrato para la construcción de la estación de autobuses quedó ayer firmado por Jenaro López Tello, como representantes de la unión temporal de empresas que va a llevar adelante la actuación y que está formada por Vías y Construcciones, Ismael Andrés y Agua y Jardín, y por Santiago Miyares, director general de la sociedad Logroño Integración del Ferrocarril (LIF). Así, el inicio de la intervención será ya en la primera semana hábil de enero, es decir, la del día 9, según confirmó ayer la alcaldesa, Cuca Gamarra. La firma se llevó a cabo en el salón de retratos del Ayuntamiento, ante la misma Gamarra y el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros.

Si López Tello expresó la satisfacción de las empresas adjudicatarias por formar parte del proyecto, Miyares habló de «nuevo hito y nuevo reto» para la sociedad a la que representa. También se fijó en que el trabajo estricto realizado durante los meses que ha durado la licitación (se inició en mayo) ha hecho que no se hayan presentado recursos que hubieran retrasado el inicio de la estación. Si ya dos de las tres empresas que forman la unión temporal que desarrollará la labor son riojanas, existe también la intención de contar, durante los meses de las obras, con el mayor número posible de empresas regionales, indicó el director de LIF.

Para la alcaldesa, no se podía cerrar mejor el año y comenzar el siguiente. También recordó que la adjudicación ha sido a la mejor oferta económica pero también técnica, lo cual muestra que las empresas riojanas pueden estar en primera línea.

Destacó Gamarra el esfuerzo realizado para redimensionar el proyecto y reducir su presupuesto en 6 millones de euros y, también, «el compromiso de las tres administraciones -central, regional y municipal- para que, desde la cofinanciación, este hito sea una realidad» ya que «el Ayuntamiento en solitario no hubiera podido hacerlo».

Una vez que comiencen las obras, cuyo coste alcanzará los 16,3 millones de euros, se espera que estén terminadas para San Mateo del 2018.

El presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros, insistió en que se trata de una de las obras más importantes de Logroño y que dará servicio a la ciudad durante décadas, así como «la actividad y empleo que va a proporcionar a nuestra tierra». La confluencia entre «el impulso político, la colaboración institucional y la ambición de ciudad ha hecho que se puedan superar todas las dificultades». Anunció también Ceniceros que la Consejería de Educación firmará en enero un convenio con LIF para que alumnos de FP puedan realizar prácticas en las obras de la estación de autobuses.

La nueva estación de autobuses será similar a la del tren y conectará con ella mediante una cúpula sobre avenida de Colón por la que se unirán los dos tejados ajardinados. Al parque Felipe VI se unirán 35.000 metros cuadrados de zona verde.

El edificio tendrá 9.400 metros cuadrados; de ellos, 600 serán para el vestíbulo, las taquillas y los locales comerciales y cafeterías. Habrá una sala de espera de 1.000 metros cuadrados que comunicará con las 27 dársenas de vehículos en servicio, mientras que habrá otras 13 dársenas más.