La Rioja

El primer laboratorio de economía circular de Europa se instalará en el Parque Municipal de Jardinería

Cuca Gamarra y Óscar Martín, ayer en el Ayuntamiento de Logroño. :: díaz uriel
Cuca Gamarra y Óscar Martín, ayer en el Ayuntamiento de Logroño. :: díaz uriel
  • Ecoembes invertirá diez millones de euros en los próximos cuatro años en un proyecto que se materializará el próximo mes de mayo

El primer laboratorio de economía circular de Europa se instalará en el Parque Municipal de Jardinería de Logroño, situado en la Pasada de Artalobos, en la carretera del Cortijo. El anunció lo hizo ayer la alcaldesa, Cuca Gamarra, tras reunirse en el Ayuntamiento de la capital con Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, organización medioambiental sin ánimo de lucro impulsora del proyecto.

La propuesta, aseguró la alcaldesa, «se materializará en nuestra ciudad -previsiblemente el próximo mes de mayo- al haber sido elegida por el trabajo realizado hasta el momento en el ámbito de la sostenibilidad, una labor que con este centro se completará y nos situará a la vanguardia en este modelo de sociedad responsable con el medio ambiente».

La inversión prevista por Ecoembes es de 10 millones de euros en cuatro años. Se crearán 40 puestos de trabajo directos y 200 indirectos a través de incubadoras en red y se fomentará un nuevo concepto empresarial, un nuevo ámbito de negocio que está favoreciendo el emprendimiento y la creación de startups. Logroño, ciudad de tamaño medio en la que se pueden aplicar y testar nuevos procesos, se ofrece como «laboratorio urbano para impulsar las mejores prácticas en el ámbito de los envases y su posterior reciclado, cerrando el círculo de vida útil de los productos», indicó Gamarra.

Óscar Martín desgranó los objetivos de este laboratorio con el que «perseguimos liderar la innovación en los envases y su posterior reciclado para mejorar toda su cadena de valor». Se trata, dijo, de un proyecto pionero en Europa, que posicionará a La Rioja como un referente en esta materia ya que es una región con «un importante tejido tecnológico y una ratio de innovación muy por encima de la media nacional». Además, tanto los ciudadanos, como las administraciones públicas y las empresas «son conscientes de la urgente necesidad de un cambio hacia un modelo basado en la ecología colaborativa, el consumo responsable y el cuidado del medio ambiente», abundó Martín.

Logroño, insistió Gamarra, «cuenta ya con sensibilidad para ello». De acuerdo con sus datos, la capital riojana es desde hace años ejemplar en reciclaje, en extensión de zonas verdes, en calidad del aire y en ciudadanos proactivos, concienciados en la necesidad de proteger el planeta. De hecho, los logroñeses reciclan el 14% más los envases que la media del país y el 78% más de papel.

La alcaldesa aseguró que Logroño es una ciudad «con un alto bienestar» y «queremos seguir siéndolo en un mundo con mayor movilidad, en el que vamos a poder elegir dónde vivir y las ciudades van a competir por ser las elegidas. Logroño quiere ser elegida como modelo de calidad de vida y como ecosistema económico de innovación».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate