La Rioja

Un viernes de compras

fotogalería

La iluminación navideña se enciende en Logroño para la jornada del 'Black Friday' / Enrique Del Río

  • Logroño, así como el resto de municipios riojanos, se suman a la fiesta comercial del 'Black Friday'

Es una de las citas comerciales más esperadas. La gente la aprovecha para adelantar algunos de sus gastos navideños, ganar tiempo y también ahorrar algo del presupuesto destinado a las fiestas. Este viernes, la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, animó en la apertura de la jornada a los ciudadanos a disfrutar de la calidad del comercio de la ciudad en un 'Black Friday' que se apoya por primer año en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para incrementar sus ofertas".

fotos

  • Black Friday en Logroño

  • ConsumoUn viernes negro... con cuidado

Gamarra y la presidenta de la Comisión de Comercio de la Cámara de Comercio de La Rioja, Patricia Lacarra, en el inicio del VI "Blacke Fride" de Logroño, en el que participan 421 establecimientos comerciales y 56 a través de la app municipal.

"Las calles de la ciudad vuelven a ser una fiesta, demostrando el papel dinamizador del comercio para el ambiente del centro urbano", ha afirmado Gamarra, para quien esta iniciativa da la oportunidad de comprobar la gran "calidad" del comercio logroñés.

También es "una ocasión para el consumidor de adquirir artículos con importantes descuentos y para los comerciantes de incrementar sus ventas", ha dicho.

Las ofertas

Entre las novedades de esta sexta edición, ha citado el número de establecimientos adheridos, 421, frente a los 383 de 2015; y el apoyo en la tecnología para incrementar las ofertas y llegar a un público más amplio.

Ha explicado que por primer año se pone en marcha el "Black App Friday" a través de la app municipal Logroño.es, "una iniciativa novedosa, a la que se han sumado 56 comercios, que ayer y hoy han estado realizando promociones especiales".

"Es un escaparate diferente en el que mostrar los productos on line y ofrecer una mayor visibilidad al comercio de ciudad", según Gamarra.

Ha recordado que Logroño puso en marcha esta actividad de forma pionera en España en 2011 al importar una arraigada tradición americana, en la que, durante este viernes, las ofertas de las tiendas son tan atractivas que consiguen transformar sus números "rojos" en "negros".

Ello genera tal actividad en las calles que, desde el punto de vista de la movilidad, es un día "negro" y de ahí su denominación de 'Viernes negro'.