La Rioja

Logroño elaborará en nueve meses un mapa de ruido de ocio

vídeo

Vista aérea de parte de la ciudad de Logroño. / jonathan herreros

  • La Junta de Gobierno licita por 40.000 euros el desarrollo de esta «propuesta de zonas tranquilas, los estudios para declarar zonas de protección acústica especial y elaborar planes zonales de éstas»

No está incluido en el mapa estratégico de ruido. Ha sido demandado por los ciudadanos, según indica el Ayuntamiento de Logroño, se considera una de las iniciativas más novedosas y el proceso para su desarrollo se ha puesto en marcha a partir de este lunes, es la elaboración del mapa de ruido de ocio.

La Junta de Gobierno Local ha licitado este lunes en 40.000 euros contratar una asistencia técnica para elaborarlo. Es una propuesta de zonas tranquilas, los estudios para declarar zonas de protección acústica especial y elaborar planes zonales para las mismas.

El portavoz del equipo de Gobierno, Miguel Sainz, ha resaltado, en una rueda informativa, la importancia de esta asistencia técnica, que se completará con la asistencia del trabajo de técnicos municipales que, en conjunto, redactarán este mapa, según ha detallado la prensa e informa la agencia EFE.

Según Sáinz, se trata de un proyecto "demandado por los vecinos, asociaciones y grupos municipales para velar por el cumplimiento de la legislación en materia de ruidos en nuestra ciudad".

Ha recordado que "el Ayuntamiento aprobó en 2014 un mapa estratégico de ruido y en 2016 la zonificación de la ciudad en áreas acústicas", por lo que, con este nuevo mapa se incluye el ruido del ocio, algo que, por normativa, no estaba incluido en el mapa estratégico de ruido.

Sáinz ha indicado que con la aprobación inicial del Plan municipal de acción contra el ruido y "buscando el máximo consenso posible", una de las iniciativas más novedosas y reclamadas por los ciudadanos es la elaboración del mapa de ruido de ocio.

Las fases del estudio

Según ha señalado, se trabaja en las 64 alegaciones presentadas al plan, siendo una de las más numerosas la inclusión del mapa de ruidos no estratégico.

El estudio global se plantea en tres fases con un plazo total de 9 meses: mapa del ruido de ocio (4 meses que empezarán a contar 1 mes después de la adjudicación del contrato); propuesta de declaración de zonas tranquilas y zonas de protección acústica especial (2 meses) y planes zonales específicos (2 meses).

En la fase de elaboración del mapa del ruido de ocio se analizarán las denuncias ciudadanas relacionadas con el impacto sonoro que producen los locales de ocio de la ciudad, las personas que acuden a ellos y otras concentraciones a fin de delimitar las zonas de estudio.

El siguiente paso será realizar un inventario de las fuente de ruido de ocio, que pueden ser puntuales (locales concretos), lineales (itinerarios entre locales y otras zonas) y superficiales (vías con acumulación de locales de ocio o áreas donde se concentran las personas en el exterior).

Las fuentes de ruido se caracterizarán mediante dos tipos de medidas acústicas: de larga duración, con puntos de monitorización en continuo, y de corta duración, en los momentos de máxima afección.

Una vez obtenida la información, se elaborará el mapa, definiéndose los niveles sonoros en las zonas estudiadas y la población afectada, ha informado el portavoz del Gobierno.

En base a los datos obtenidos del mapa estratégico del ruido de 2014 y del mapa no estratégico del ruido de ocio, se realizará la propuesta de declaración de zonas tranquilas y zonas de protección acústica especial.

También, con estos datos, se efectuará una revisión de la zonificación acústica del territorio aprobada este año.

En función de las zonas de protección acústica especial se elaborarán planes zonas específicos con las correspondientes medidas correctoras en función del grado de afección registrado.

Las medidas a aplicar serán proporcionales a la gravedad, teniendo en cuenta los factores culturales, estacionales, turísticos y otros.

Respecto a la hostelería

Sáinz ha informado de que existe predisposición del sector hostelero para preservar los derechos del ciudadano al descanso nocturno con el desarrollo de sus negocios.

Ha añadido que algunos hosteleros de la zona de la calle Laurel han empezado a plantear propuestas contra el ruido nocturno que se genera fuera de sus establecimientos y la limpieza de la zona.

Según sus datos, en general, los locales hosteleros de Logroño están bien insonorizados y es "una minoría" la que da problemas, aunque, allí donde los haya, "habrá que dilucidarlos".

Ha precisado que el momento más delicado del ruido por ocio nocturno en Logroño se produce entre las 3.30 y las 5.30 cuando se produce el cierre de los bares de categoría especial y abren las discotecas.

Los tránsitos más complicados en este sentido son el Casco Antiguo y la calle Vitoria y sus alrededores, ha detallado Sáinz, quien ha resaltado que, en los tránsitos, la concienciación ciudadana y la colaboración de la Policía Local es "imprescindible".