La Rioja

La historia viaria interminable

Extremo en que avenida de la Sierra no se conecta con Logroño y termina en un descampado. :: díaz uriel
Extremo en que avenida de la Sierra no se conecta con Logroño y termina en un descampado. :: díaz uriel
  • Los vecinos del entorno de Montesoria trasladan su disgusto por un nuevo retraso en la conexión de avenida de la Sierra

El reconocimiento por parte del Ayuntamiento de Logroño se produjo esta pasada semana en el marco de la Comisión del Plan de Infraestructuras Viarias (2013-2025). El resumen de los acuerdos recogía que se «establecerá avanzar en los proyectos» para conectar avenida de la Sierra con Logroño pero, y ahí está la cuestión, «todavía no hay disponibilidad de terrenos». En la práctica supone que a corto plazo no se materializará esta anhelada conexión.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los residentes en la zona más afectada, que encadenan una «guerra» desde hace más de tres décadas para lograr ese enlace urbano. «Estamos muy disgustados porque no los han prometido varias veces», confiesa el presidente de la Asociación de Vecinos de Montesoria, Miguel Rioja.

Rioja precisa que el tramo que resta por asfaltar son 930 metros, entre la calle Sequoias y el límite con el término municipal de Lardero. Menos de un kilómetro que, señala, «ha dividido los intereses de la zona en dos» y que ha causado «muchos desvelos y dolores de cabeza».

Y en este área, afirma que no llegan a ver la luz al final del túnel por falta de «voluntad política». «La conexión de avenida de la Sierra pertenece al Plan Parcial Ramblasque y mientras éste no se apruebe, el Ayuntamiento debería tener potestad para que los propietarios cedan los terrenos y mantengan la edificabilidad», considera.

Explica que el que no se haya terminado de conectar por completo esta arteria ha supuesto que se haya formado «una zona muerta, que ha generado división entre los vecinos». Todo a cuenta de que «avenida de la Sierra se comporta como una calle y la calle Montesoria como una avenida». Y es que, continúa, por esta última vía, en cuyos dos carriles la velocidad está limitada a 20 kilómetros por hora, los vehículos pasan a 80. Además, asegura que el paso por esta calle está vedado a camiones, circunstancia que tampoco se respeta.

Mientras tanto, apunta que avenida de la Sierra, la arteria ideada para canalizar el tráfico en esta zona del sur de Logroño, «se ha convertido en un aparcamiento» para alegría de los residentes en los tramos colindantes y en la calle Las Terrazas. Así que, en función de dónde se viva, la cosa adquiere otro color.

La consideración limítrofe con Lardero de avenida de la Sierra hace que el 'tapón' que conlleva el que no se haya conectado afecte también a los vecinos de los nuevos sectores R-1 y T-1, en la localidad vecina. A estos ciudadanos les exige dar un rodeo y hacer una salida transversal, en lugar de ir directos por avenida de la Sierra y República Argentina hasta el centro de la capital.

Especialmente perjudicados se encuentran los residentes en el T-1, el área situada junto a la AP-68, ya que tampoco disponen de una salida directa desde este barrio a la N-111.