La Rioja

FeSP-UGT denuncia «irregularidades» en Chispita, «sin personal con la titulación exigida»

LOGROÑO. La sección sindical de FeSP-UGT en el Ayuntamiento de Logroño denunció ayer que la guardería Chispita, de titularidad municipal, «no está adaptada a la normativa vigente en cuanto a titulación profesional de sus trabajadores».

Según pusieron de manifiesto en una nota prensa, la normativa -Decreto 49/2009, de 3 de julio- establece que las escuelas infantiles de primer ciclo, «como es el caso de la guardería municipal Chispita, deben contar con el correspondiente personal cualificado».

«Los profesionales que se encargan de la atención educativa de los niños tienen que estar en posesión del título de maestro especialista en Educación Infantil o del título de técnico superior en Educación Infantil. De igual modo, cada centro debe contar con un educador-tutor, con la titulación de maestro Especialista en Educación Infantil», dice la ley.

Sin embargo, y siempre según UGT, la guardería tiene una capacidad de 60 plazas para niños entre 2 y 3 años, los alumnos se reparten en tres grupos de 20 niños cada uno y en cada grupo debe haber un técnico superior en Educación Infantil, «cosa que se cumple, pero para los tres debe haber un maestro titulado, condicionante que se incumple».

El Ayuntamiento de Logroño tenía hasta julio del 2015 para adecuarse a esta normativa, «que desde entonces está en situación irregular». La sección sindical critica la «desidia del Consistorio y exige que regularice esta situación con personal cualificado que haya superado los debidos procesos selectivos en las convocatorias correspondientes».

Diario LA RIOJA se puso ayer en contacto con el propio Ayuntamiento de Logroño, desde donde el equipo de Gobierno rehusó hacer cualquier tipo de declaraciones sobre la denuncia.