La Rioja

Tónica descendente también en el resto de las EOI de La Rioja

La caída en la matriculación oficial no sólo se ha producido este curso en la Escuela de Idiomas de Logroño, sino que se trata de un fenómeno que se ha replicado en las EOI de Calahorra y Haro y en sus extensiones.

A excepción del mínimo repunte de francés en la Escuela de Calahorra, (que este año académico contabiliza 146 inscritos en lugar de los 139 del curso 2015-2016) todos los idiomas en todos los centros y extensiones de La Rioja pierden alumnado.

Según datos facilitados por la Consejería de Educación, en el centro de Calahorra estudiarán este año académico un total de 498 alumnos, frente a los 547 del pasado. En su extensión de Arnedo este curso son 97 en vez de los 118 del 2015-2016; mientras que la de Alfaro acoge en la actualidad 52 matriculados frente a los 66 del año lectivo precedente.

Nájera, extensión de la Escuela 'El Fuero' de Logroño, comienza este curso con 47 estudiantes, cifra inferior a los 56 del 2015-2016.

El centro de Haro reproduce esta situación. A sus aulas acudirán este año 354 personas, frente a las 371 que obtuvieron plaza el curso pasado. Algo similar ocurre en su extensión de Santo Domingo de la Calzada. La unidad calceatense ha concentrado para el 2016-2017 un total de 68 matrículas, una cifra que dista de las 84 del 2015-2016.

El subdirector general de Ordenación Educativa, Antonio Mendaza, achaca este descenso en la matriculación a «la recuperación económica en la región y a la reducción del número de parados». «Los alumnos desempleados que solicitan un puesto escolar en las EOI son cada vez menos, porque al incorporarse al mercado laboral, ya no disponen del tiempo necesario para acudir a las clases».