La Rioja

Cambia plantea aplicar el IBI a inmuebles de uso lucrativo de la Iglesia

  • El grupo municipal defenderá esta enmienda en el debate de las Ordenanzas Fiscales para 2017 para lograr "una fiscalidad justa, ambiental y solidaria"

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Logroño han ido comentando este miércoles cuáles serán sus enmiendas respecto Ordenanzas Fiscales para 2017 en el debate del pleno de este jueves. Cambia Logroño ha propuesto aplicar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a inmuebles de la Iglesia de uso lucrativo, explotados comercialmente y que no tienen una función pastoral.

En un comunicado, Cambia Logroño asegura que su objetivo de lograr "una fiscalidad justa, ambiental y solidaria" y añade que, respecto al IBI en relación a los bienes de la Iglesia, desde el Ayuntamiento se puede discriminar a qué usos están afectados los distintos inmuebles, "pudiendo anular esta exención y aplicar el correspondiente impuesto de forma progresiva".

Propone imponer un recargo del 50 % en el IBI sobre los pisos que lleven más de un año vacíos, independientemente de que el propietario sea un banco, una empresa o una familia, según informa la agencia EFE.

Además, en el IBI plantea la sustitución del elemento de valoración para las bonificaciones fiscales de familias numerosas, basado en el valor catastral de la vivienda, por el de la unidad de renta familiar, introduciendo un criterio de progresividad.

Ha pedido introducir criterios ambientales en este impuesto para favorecer la eficiencia energética de los inmuebles y mitigar algunos impactos ambientales.

Para ello, pide que se establezcan bonificaciones de hasta el 20 % a la cuota para viviendas eficientes y para viviendas con sistemas de aprovechamiento de la energía solar, autoconsumo eléctrico o geotermia en los cinco primeros años de su instalación.

Incrementar un 20 % la cantidad del recibo del IBI en grandes superficies comerciales e inmuebles de mayor valor catastral y elevar el gravamen por instalación de cajero automático externo en oficinas bancarias según las cinco categorías fiscales de las vías públicas, cuya cantidad se enmarcará entre los 150 y 600 euros por cajero según su zona de uso, son otras de esas enmiendas.

Respecto al Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), Cambia Logroño plantea añadir un gravamen para actividades económicas de venta y distribución de hidrocarburos por el aumento de la huella de carbono y la contaminación generadas, lo cual derivará en la implantación de una futura ecotasa.