La Rioja

Alerta: baja temeraria

Alerta: baja temeraria
  • UGT pide que se elimine del concurso para la estación de autobuses a las empresas con más reducción presupuestaria

El secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT de La Rioja, Juan Carlos Alfaro, ha pedido hoy a las tres administraciones que financian la estación de autobuses de Logroño que no se adjudique esta obra a empresas que proponen elevadas bajas presupuestarias.

Alfaro ha ofrecido una rueda de prensa para analizar la inminente adjudicación de las obras de construcción de esta estación, que cuenta con un presupuesto de 19,8 millones de euros (más IVA), financiados por el Estado, el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento logroñés.

A este contrato, según informa la Agencia Efe, se han presentado ofertas por parte de 18 empresas, que proponen bajas económicas en torno al 30 por ciento del presupuesto de licitación.

El responsable de FICA-UGT ha exigido que las administraciones excluyan de este proceso a todas las ofertas que recorten más del 10 por ciento de la media del resto de ofertas presentadas, porque es lo que marca la Ley de Contratos del Sector Público.

En el caso del Ayuntamiento de Logroño esta cifra está situada en el 5 por ciento, ha recalcado.

Ha explicado que durante el pasado mes de septiembre su sindicato ya censuró esta situación en la Mesa de Contratación Público, por lo que están "un poco molesto" ante estas cifras de bajas presupuestarias en la obra de mayor calado que se realiza en Logroño.

A su juicio, si el presupuesto se puede bajar hasta el 30 %, o bien es que está inflado para luego reducirlo o es que el técnico que lo ha realizado no ha hecho bien su trabajo.

Por ello, ha opinado que ese descenso del presupuesto repercute después en las subcontratas, las empresas auxiliares y los trabajadores del sector, que sufren excesos de jornada, falta de medidas de seguridad, problemas para cobrar o no se incluyen los materiales que establece el proyecto.

Sobre esta situación, ha recordado que la asociación de la Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR) de la FER demandó que este tipo de grandes obras se licitase por lotes, para facilitar la concurrencia de las empresas riojanas, que cuentan con personal fijo y cumplen el convenio de construcción.

Ha asegurado que una situación similar ya ocurrió durante las obras de construcción del nuevo Palacio de Justicia, donde trabajaban empresas foráneas con operarios de Portugal, empleados con excesos de jornada y a quienes no se pagaban las horas extras ni cumplían el convenio de La Rioja.

Por ello, Alfaro ha dicho que su organización estará "vigilante" para que no ocurra esta situación, que siempre "repercute en los más débiles, que son los trabajadores".