La Rioja

El Gobierno local plantea mantener congelados los impuestos, tasas y precios públicos municipales

  • Gamarra presentó ayer un proyecto similar al del año pasado, con las mismas bonificaciones para las familias y las actividades económicas

La única variación que la propuesta del Gobierno local hace a las ordenanzas fiscales vigentes este ejercicio tiene que ver con el año al que se refiere. En el 2015 se aprobaron las ordenanzas para el 2016 y ahora han de salir adelante con la fecha del nuevo ejercicio, es decir, el 2017. Hasta ahí.

Esto quiere decir que seguirá el IBI acordado para el año pasado con dos grupos municipales, el PSOE y Ciudadanos, con el tipo al 0.59% para el conjunto de los ciudadanos (en vez del 0.60 anterior) y con el tipo del 0.64% para las grandes superficies, así como las bonificaciones que ya han regido este año y que han hecho que vecinos y empresas dejen de pagar cerca de dos millones de euros.

Para la alcaldesa, Cuca Gamarra, que presentó ayer el proyecto de ordenanzas fiscales, tasas y precios públicos, su planteamiento «supone la consolidación de la bajada de impuestos y congelación de tributos que aprobamos el año pasado; incluyendo las bonificaciones en política social, a través del apoyo a las familias, y de fomento de la actividad económica en la ciudad».

Apreció Gamarra el consenso alcanzado el pasado año con PSOE y Ciudadanos y, para ella, mantener las líneas del 2016 supone que «seguimos avanzando en el modelo de no cargar las economías domésticas ni a los emprendedores y que ha sido posible gracias a una buena gestión que ha permitido equilibrar las cuentas públicas, reducir el endeudamiento y obtener superávit». Insistió también en que «Logroño sigue siendo una de las capitales de España con menor presión fiscal, a la vez que destaca por la calidad de los servicios que los ciudadanos reciben».

Para atraer inversión

En su comparecencia pública de ayer, Gamarra justificó el proyecto que presentaba diciendo que «se trata de una propuesta que nos permite avanzar en lo que denominamos ciudad libre de impuestos o tax free; contribuye a aliviar la situación económica de las familias y a mostrar a Logroño como una ciudad que atraiga inversiones, idónea para desarrollar una iniciativa empresarial».

Respecto a las bonificaciones en vigor y recogidas también para el próximo año, indicó que, además del tipo del IBI, existe una rebaja del 95% a las nuevas actividades económicas durante los dos primeros años de actividad, que es del 40% en los dos años siguientes. Y del 50% para los comerciantes minoristas (75% en el caso de que estén en el Casco Antiguo) y para los centros especiales de empleo.

En el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) está establecida una bonificación del 50% para determinadas actividades industriales, para las consideradas de interés o utilidad municipal, para las nuevas, para las que habiendo dado resultados negativos mantengan su actividad empresarial y para los centros especiales de empleo.

Respecto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), se conserva una rebaja del 30%, para las industrias de nueva implantación y para las que amplíen. Y quedan también la eliminación de la tasa de apertura de establecimientos o la supresión los dos primeros años del precio público para instalarse en el Mercado de San Blas.

En lo que a las familias se refiere, las numerosas mantienen un descuento en el IBI de entre el 30 y el 50%, según su categoría, siempre y cuando el valor catastral de la vivienda no pase de los 150.000 euros. Esto se introdujo el año pasado, lo mismo que la bonificación del 95% de las plusvalías si se trata de una herencia con la vivienda habitual en juego.

La bonificación del 50% en el ICIO para las familias con personas discapacitadas o mayores, que tengan que hacer obras para adaptar su vivienda también resistirá en el ejercicio 2017.