La Rioja

Adjudicado el derribo que dejará visible la torre de San Bartolomé

vídeo

Cabecera de San Bartolomé con, a la derecha, el edificio que será derrribado / GOOGLE MAPS

  • Rodríguez Paterna 7, de propiedad municipal, desaparecerá en un plazo de tres meses

El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles, en Junta de Gobierno Local, la adjudicación de los trabajos para el derribo del inmueble del número 7 de la calle Rodríguez Paterna, una obra que se enmarca dentro del Plan para la recuperación del barrio de la Villanueva y que permitirá dejar definitivamente exenta la torre de la Iglesia de San Bartolomé.

Como ha destacado el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sáinz, el Ayuntamiento adquirió este inmueble hace dos años y medio "con el objetivo de derribarlo y obtener así un solar, en el que, en su día, poder construir un nuevo edificio que ya no estará pegado a la cabecera de San Bartolomé".

La demolición se ha adjudicado a la UTE Nuevo Casco Antiguo por un importe cercano a los 101.000 euros, y contando con un plazo de ejecución de tres meses, según informa la agencia Europa Press

"Estructuralmente agotado"

"El edificio actual está en situación de ruina técnica, estructuralmente agotado", ha recordado el portavoz, quien ha señalado que el nuevo edificio que se construya contará con planta baja más cuatro plantas, "pero dejará de 'presionar' la torre de San Bartolomé, que quedará definitivamente exenta".

Este nuevo inmueble "podrá albergar desde viviendas hasta todo tipo de dotaciones públicas". Será, como ha subrayado Miguel Sáinz, uno de los hitos cercanos del Plan de la Villanueva "en el que no se deja de dar pasos" y que, como ha señalado, "es un proyecto a largo plazo, para varias Corporaciones".

En este sentido, y sin dejar de apuntar que el Plan se extiende hasta el año 2021, el portavoz ha recordado otros proyectos como la enajenación prevista a partir de 2017 de dos parcelas en las calles Los Yerros y Hospital Viejo para construir viviendas con aparcamiento; o los avances en la reurbanización de las siete calles del barrio.

También ha citado la demolición "inminente" del antiguo cuartel de la Policía Nacional en Avenida de Viana para centro de salud "que pasará por Junta de Gobierno en las próximas semanas"; o la definitiva aprobación de la modificación puntual del PG; "que dibuje el espacio definitivo para el entorno de San Bartolomé, poniendo en valor los soportales del siglo XVI de Rodríguez Paterna".

El edificio correspondiente al número 7 de la calle Rodríguez Paterna tiene una superficie de parcela de 151 metros cuadrados y limita tanto con la citada calle como con el muro del templo de San Bartolomé. Consta de planta baja y cuatro plantas elevadas y su fecha de construcción es anterior a 1920.

La decisión de la demolición se adoptó porque "presenta las características contempladas en la legislación vigente para considerarse en estado ruinoso". El estado de sus elementos estructurales, con afección especial de la cubierta, los patios inferiores y los forjados, así como problemas generalizados en el resto de elementos aconsejó "la declaración de ruina técnica del edificio".

A ello ha unido que, por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño "ya se han presentado las alegaciones a la convocatoria de ayudas europeas" que, inicialmente, se negaron para el Plan de la Villanueva.

Unas alegaciones, ha detallado, que "se han presentado por escrito, y que, también, han sido defendidas en persona ante el Ministerio por el concejal del área y por técnicos municipales". "Tenemos fundadas esperanzas en que las alegaciones sean atendidas. Pero, en cualquier caso, las ayudas eran de un millón de euros de los 10 millones de inversón previstos, así que, pase lo que pase, el Plan sigue adelante", ha concluido.

Más acuerdos

Por otro lado, se ha aprobado modificar la cuantía de subvenciones para la realización de la Inspección Técnica de Edificios (ITE) con el fin de cubrir las 551 solicitudes presentadas inicialmente este año 2016. De esta forma el presupuesto pasa de los 200.000 euros previstos inicialmente hasta 241.000 euros.

El coste subvencionable es del 80% de la minuta del técnico encargado de la realización de la ITE, sin que supere la cantidad de 800 euros. De hecho, de las 551 solicitudes registradas en el listado inicial, la ayuda media es de 427 euros y oscila entre los 800 euros de la ayuda máxima y 120 euros como ayuda mínima.

Se han acogido a estas ayudas los propietarios incluidos en el padrón aprobado por el Ayuntamiento de Logroño y los propietarios de edificios con antigüedad superior a los 30 años que, sin estar obligados, se sometan voluntariamente al informe.

Igualmente, la Junta de Gobierno ha aprobado adjudicar las obras de adecuación de isletas y pasos de peatones en la calle Samalar a la UTE Estrena Logroño por un importe de 49.380,33 euros. Las obras, que está previsto que se inicien en las próximas semanas, tienen un plazo de ejecución de dos meses.

Este proyecto contempla un nuevo paso de peatones en la intersección de las calles Samalar con Luis Barrón, con la consiguiente adecuación de las aceras, y respecto a la calzada se ejecutará la elevación de la isleta de tráfico en el centro de la calle con la mejora del firme de la calzada para mejorar la urbanización de toda la calle.

También se ha dado el visto bueno a la licitación del Servicio integral de Centros Jóvenes y otras alternativas de ocio urbano por un importe de 340.000 euros para los ejercicios 2017 y 2018.

Entre las novedades del próximo contrato figuran el impulso a las actuaciones que se desarrollarán fuera de los Centros Jóvenes y el refuerzo de la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (web, redes sociales, whatsapp,...).

Otro contrato que se ha licitado ha sido la asistencia técnica para el desarrollo de los talleres formativos 'Cuidar a los que cuidan', dirigido a cuidadores de personas en situación de dependencia, por un importe de 20.460 euros para los ejercicios 2017 y 2018.

Los talleres de autoayuda se desarrollan desde 2006 dentro del Programa de Respiro Familiar. En 2015 participaron en los talleres cerca de 80 personas cuidadoras de personas dependientes.

Por último, y, en este caso, por Resolución de Alcaldía, se han concedido nueve licencias para la instación de puestos de castañas asadas en diversos lugares de la ciudad de Logroño.

Se trata de casetas de 4 metros cuadrados que están disponibles para la venta al público durante cuatro meses, del 15 de octubre de 2016 al 15 de febrero de 2017.

Las ubicaciones son Vara de Rey, esquina Gran Vía; Glorieta del doctor Zubía, frente a Avenida de la Paz, 1-3; Gran Vía, 38; Gran Vía, 57; Gran Vía, esquina Avenida de La Rioja; Avenida Pío XII, con Avenida de España; Bretón de los Herreros, con Capitán Gallarza; Plaza del Mercado; y Avenida Jorge Vigón, 22.