La Rioja

La Medalla de Oro de Logroño a un hombre «muy bueno y dulce»

La Medalla de Oro de Logroño a un hombre «muy bueno y dulce»
/ Jonathan Herreros
  • Escultor Daniel recibe la distinción a título póstumo, que ha recogido su hija Berta en un acto en el que se ha reconocido sus valores como persona y como «protagonista indiscutible del arte de principios del siglo XX»

«Un hombre muy bueno y dulce», así describía este lunes Berta González a su padre Daniel González Ruiz, conocido como el escultor Daniel, que ha recibido a título póstumo, la Medalla de Oro de la Ciudad de Logroño.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha realizado la entrega de estea distinción y ha señalado en este emotivo momento que el escultor Daniel, es "uno de los protagonistas indiscutibles de la escultura internacional de principios del siglo XX". Enseñó que "el éxito es fruto de la constancia, del esfuerzo y de pulir el talento", dado que "abanderó todas esas cualidades, además de imprimir a cada pieza su acerada personalidad", ha añadido, declaraciones que ha recogido la agencia EFE.

Daniel González Ruiz (Cervera del Río Alhama, La Rioja, 1893 - Logroño, 1969), ha dejado, según la alcaldesa, un "importantísimo" legado escultórico, pero también personal, "un patrimonio de incalculable valor porque ha contribuido, como pocos, a enriquecer el alma de Logroño".

"La obra de Daniel está completa, a pesar de su prematuro fallecimiento, precisamente en esta ciudad, en la que pasó sus últimos años, pero nos falta algo, y ese algo es, precisamente, nuestro más sincero reconocimiento", ha apostillado Gamarra.

Orgulloso cerverano, amante de Logroño

Berta González ha recordado que su padre se sentía orgulloso de haber nacido en Cervera, pero "quería muchísimo a Logroño", donde vivió durante muchos años, algunos de ellos enfermo de Parkinson, y donde falleció.

Ha añadido que detrás de su padre, quien "aceptó su enfermedad con gran resignación", estaba su esposa, Ernestina Negueruela, "una mujer ejemplar", de la que ha recordado las palabras que pronunció cuando, a título póstumo, entregaron al escultor Daniel la Medalla de Oro de La Rioja.

En esa fecha, Negueruela, ha citado su hija, afirmó que "las mariposas que Daniel diseñó para el monumento a la lengua castellana han abierto sus alas y vuelan al infinito para decirle que hoy La Rioja y sus gentes te honran y Daniel responde, gracias a todos".

"Relevante para el mundo del arte"

Gamarra ha resaltado la "relevante" contribución al mundo del arte, la creatividad y la proyección internacional de la obra de este artista riojano, al que Logroño reconoce su aportación profesional y admira su carácter "afable".

La Medalla de la ciudad valora la contribución de Daniel González a la difusión exterior del arte riojano a través de su participación en proyectos internacionales, en especial, sus colaboraciones con Pablo Picasso.

"Hoy hablamos, por tanto, de uno de los protagonistas indiscutibles de la escultura internacional de principios del siglo XX, que bebió de la inspiración y de la creatividad de Picasso, al tiempo que definía su particular forma de crear", ha asegurado.

Ha recordado la obra del escultor Daniel, que dejó patente "un sentimiento vanguardista, sin renunciar a los dogmas tradicionales de la escultura, como él mismo decía"; y ha reconocido su papel como "embajador" de La Rioja, del arte con raíces riojanas.

También ha aplaudido "el ejemplo de vida" que brinda este escultor para que las personas no se rindan ante sus proyectos ni sus sueños, por lo que es una referencia para los jóvenes que "batallan cada día por hacerse su propio hueco en un mundo cada vez más competitivo y exigente".

A ello ha sumado que es "una excelente referencia para todos aquellos que actualmente ven en el arte y en la creatividad un camino a través del que forjarse un futuro".

Entre las obras del escultor Daniel que acoge Logroño ha citado el monumento a la lengua castellana, los bustos de Gonzalo de Berceo y del Marqués de la Ensenada y 'Dos hermanas', que se encuentra en el edificio consistorial.

La alcaldesa ha insistido en que "nuestro objetivo debe ser esa lucha incansable por dar forma a nuestros sueños, sean estos los que sean", una lección que enseñó el escultor Daniel, al que "todos en esta ciudad sentimos como nuestro".