La Rioja

La piqueta amenaza

No tenían aspecto de estar amenazadas por la piqueta las casas a las que se hace referencia en la noticia anexa, pero parece que se está en ello, aunque no sea inminente la decisión -sí que hubo requerimientos municipales entre 2014 y 2015 para proceder a sanear las fachadas y, de hecho, se hizo-. Los inquilinos ya están advertidos -todos los pisos fueron y son de alquiler- de que deberán aceptar una decisión que parece irreversible.

Las casas afectadas forman parte de un grupo que se creó en un terreno que había pertenecido a propietarios de labranza. Incluso se recuerda que se le dotó de una zona encementada que se utilizaba como era para las labores de trilla. Cerca quedaba la hermosa huerta llamada de la Marrodana, donde se elevó un gran frontón de pelota con dimensiones suficientes como para jugar a pala.

La parcela donde se situó el proyecto quedaba próxima al antiguo campo deportivo creado por el Recreación Club de Fútbol, de efímera actividad, que lindaba con la carretera de Zaragoza, hoy avenida de la Paz, y a las Casas Baratas y a la barriada, proyectada por el arquitecto Ángel Cadarso, se le bautizó popularmente como las casas de Perón. En 1954, al instalarse enfrente, en la prolongación de Duquesa de la Victoria la parroquia del Corazón de María de los padres claretianos, el Ayuntamiento, que entonces presidía Julio Pernas Heredia, acordó darle a la calle que entonces se formó el nombre de Padre Claret. Una zona que comenzaba a tomar forma a principios de los 50 y que hoy, más de seis décadas después, el cambio de propiedad -de las hermanas Pastor Arrieta a Residencial Duquesa- hace que siga en transformación.