La Rioja

Paloma Corres. :: miguel herreros
Paloma Corres. :: miguel herreros

Logroño aumenta el número de horas de ayuda a domicilio para dependientes

  • Las personas con mayor grado incrementarán en más de dos horas semanales su asistencia personal y doméstica, según Paloma Corres

El Ayuntamiento de Logroño incrementará el 39,5 por ciento las horas semanales del Servicio de Ayuda a Domicilio en todos los niveles, con lo que, según la concejala de Familia Paloma Corres, «se ofrecerá un servicio muy por encima de lo marcado por la Ley de Dependencia». Así, esta asistencia que se presta a 1.800 vecinos de Logroño, en torno a 300 de ellos fuera de la Ley de Dependencia, «dará respuesta a situaciones que se plantean cada día» en la atención personal y doméstica.

Así, en concreto, los que no cuentan con valoración, pasarán de 7 a 9 horas de prestación, un 30% más; los valorados sin grado, de 4 a 5 horas, un 25% más; los que cuentan con grado I y acuden a un centro de día, de 2,5 a 5 horas, un 50% de aumento. Los casos severos, de grado II y atendidos en un centro de día, de 5 a 7,5 horas y los grandes dependientes, de grado III y atendidos en centro de día, de 7,5 a 10 horas. En estos últimos casos, el aumento es de más de dos horas semanas. Junto a estos grupos, en el caso de las personas en exclusión se pasa de 5 a 7 horas de atención, aunque el mayor incremento se produce entre los menores en riesgo a los que se dedicará 21 horas en lugar de las 15 actuales.

Corres incidió ayer en que «ésta es una prueba más de las prioridades que como equipo de Gobierno nos marcamos cada día, procurar la mejor atención a las personas, y en pocas semanas se materializará a través de la modificación de la normativa del servicio para que la protección se garantice ya de un modo formal». Respecto a la financiación, afirmó que el incremento de horas asistenciales se hará con cargo al presupuesto de la Unidad de Ayuda a Domicilio, «aunque si hiciera falta se aumentaría».

A lo largo de los últimos años, la edil aseguró que «el SAD ha ido mejorándose en Logroño incorporando nuevos perfiles profesionales con el fin de atender a las necesidades sociales de cada usuario». Así, por ejemplo, recordó que «se incorporaron los servicios de terapia ocupacional, psicólogo y educadores o asistentes educativos».

Corres también recordó que con la Ley de Dependencia se ordenó el sistema, «pero sin embargo hizo que quienes hasta el momento venían beneficiándose de un servicio sin ser dependientes pasaran a un segundo plano». Por ello, agregó, el Consistorio, «desde 2012, decidió asumir la realidad de estas personas y familias y promover la puesta en marcha de un nivel de protección adicional superando el nivel de protección establecido en la Ley».

Ahora, insistió la concejal, el Ayuntamiento de Logroño ha querido «dar un paso más para garantizar una mejor atención a los usuarios del Servicio, recogiendo la propuesta planteada por los profesionales del primer nivel de atención social y ampliar dicho nivel de protección adicional».