La Rioja

Juguetería Magal dice adiós

Remedios Lumbreras, junto a un Click en la puerta de la histórica juguetería.
Remedios Lumbreras, junto a un Click en la puerta de la histórica juguetería. / miguel herreros
  • Su propietaria se prepara para cerrar la tienda de Jorge Vigón tras 40 años

  • La jubilación y la falta de relevo generacional le han llevado al cierre después de sortear con éxito la competencia de las grandes superficies

Era una parada obligatoria en Jorge Vigón, 31. Básicamente porque, como en todas las tiendas de juguetes, es el lugar donde la magia ocurre. Pero la jubilación y la falta de relevo generacional ha forzado a Magal, una de las que más cajas de Clicks de Playmobil y juegos educativos ha vendido en la ciudad, a poner punto y final. Así lo confirmaba ayer su propietaria, Remedios Lumbreras, quien después de 40 años detrás del mostrador, se prepara para decir adiós como así anuncian algunas estanterías que se van quedando vacías en el local.

Afuera, los escaparates a los que varias generaciones han pegado la nariz soñando con regalos, cuelgan anuncios de descuentos especiales y un cartel que anuncia el traspaso y que ya ha atraído a curiosos de todo tipo, pero sin resultado. «Me gustaría que siguiera como juguetería, pero es difícil». Ella llegó en unos años buenos, en septiembre de 1976, cuando venían de los pueblos en autobús y se volvían llenos de bolsas. Cuatro décadas después ya no se repiten aquellas campañas en las que se quedaban casi sin sitio en el almacén, pero se va orgullosa de haber sorteado «la competencia voraz» de las grandes superficies. «Es lo peor que nos ha pasado a los pequeños comercios, pero yo puedo presumir de una clientela fiel». «¿La clave?: buen género y buen servicio», señala y, aunque no lo mencione, también tesón. «Hace poco me preguntaba una persona interesada en el local por los días que libraba. Me extrañó. Este es un trabajo al que hay que dedicarle horas y mucho esfuerzo. Y a la gente le gusta. Yo, si pudiera, montaba ahora otra tienda», asegura con sus 65 cumplidos. Estos días desde que la clientela conoció la noticia, no deja de entrar gente. Por eso, Remedios que comenzó en un bazar de Tudela, hace hincapié en que se cerrará. «Lo que no vendamos lo entregaremos a Cáritas»... En la tienda, donde se siguen vendiendo los Clicks de siempre, la oferta se ha ido especializando de acuerdo a los nuevos tiempos. «Ante era Reyes y días puntuales, ahora no hace falta que sea una fecha concreta...», señala.