La Rioja

«En este proyecto he logrado aunar todas mis pasiones»

Las cajas de experiencias de 'Te invento un cuento'. :: m. herreros
Las cajas de experiencias de 'Te invento un cuento'. :: m. herreros
  • Periodista de formación, Suberviola ha puesto en marcha una iniciativa que se basa en la elaboración de cuentos a medida y libros personalizados

  • Sara Suberviola Responsable de 'Te invento un cuento'

A la hora de comenzar cualquier recorrido empresarial en solitario resulta indispensable sentirse identificado con él. Aunque no es el único factor que entra en juego para conseguir que esa idea se convierta en un éxito, trabajar en aquello que te gusta es muy importante y Sara Suberviola lo ha conseguido en su proyecto 'Te invento un cuento'. «En él, he logrado aunar todas mis pasiones como escribir, los libros o los trabajos manuales; todas aquellas habilidades que se me dan bien», expone. Esa es la base sobre la que surgió una original idea llamada 'Te invento un cuento'.

Suberviola es periodista y ha trabajado en diferentes ámbitos como la formación a distancia, la redacción, el marketing o las redes sociales, entre otros. Sin dejar a un lado esa parte laboral, esta riojana comenzó a fraguar una nueva apuesta en su cabeza allá por el 2008: ofrecer la posibilidad de crear cuentos a medida y libros personalizados. «En el 2009 la presenté al tercer concurso de ideas empresariales de la FER en el que logré una mención sin dotación económica», explica. «Sin embargo, después lo dejé un poco apartado porque iba teniendo otros trabajos a jornada completa y sólo hacía encargos concretos, ya que no tenía más tiempo», añade.

Así pasaron los años hasta que en el 2015, Suberviola decidió dar un cambio en su faceta laboral. «Opté por cambiar un trabajo a jornada completa por otro que me dejara más tiempo y así poder dedicarle más espacio a 'Te invento un cuento'», relata. Y así en marzo del 2015 retomó con más fuerza aquel proyecto de ocho años atrás en el que ofrece a sus clientes la experiencia de protagonizar un cuento.

Partiendo de esa premisa, la periodista riojana comenzó a dar forma a su propuesta empresarial. «Los clientes tienen dos opciones, ya que pueden encargarse del proceso de personalización del cuento para regalárselo a otra persona o bien pueden regalar la caja de experiencias y que sea el propio destinatario el que elija cómo quiere que sea su historia», enumera Suberviola. «Además, contamos con tres modelos diferentes, los microcuentos infinitos, los macrocuentos al detalle y el cuento a medida», apostilla. Para las dos primeras opciones, la riojana cuenta ya con una serie de historias que se personalizan. «Pero esa personalización va mucho más allá de cambiar el nombre», recalca. En los cuentos a medida, mientras, se empieza desde cero. «Se utiliza como materia prima únicamente la información que te da el cliente», relata.

«Un regalo diferente»

De esta manera, el proyecto de Suberviola ha tomado forma. «Mi idea es ofrecer a la gente un regalo diferente, algo que no se ha visto», cuenta. Además, con el paso del tiempo, la riojana, que se encarga de todo el proceso de creación del libro, se dio cuenta de que su propuesta no iba únicamente dirigida hacia los niños, como valoró en un primer momento, sino que también cuenta con una gran acogida entre los adultos. «La gente me pide los cuentos a medida para, por ejemplo, pedir matrimonio a su pareja, para regalárselo a alguien que se jubila o que se acaba de graduar o para amigos que cumplen años», explica la periodista. «Así, detrás de la historia que yo creo existe un trasfondo», apuntilla.

La riojana, por lo tanto, ya tiene su proyecto totalmente activo y está gozando de una gran acogida, pero reconoce que tomar la decisión de arrancar una nueva aventura empresarial no es sencillo. «Es algo que cuesta y, de hecho, yo llevo pensándolo desde el 2009», dice. «Tienes que creer tú en lo que haces y, en un momento dado, valorar los pros y los contras e ir a por ello, aunque no sepas dónde te acabará llevando el camino», añade. En ese tránsito, Suberviola se ha apoyado en herramientas que le han servido de ayuda: «Por ejemplo, este verano he participado en unas acciones de consolidación de Emprende Rioja que me han venido muy bien».

Como suele ocurrir en todas las empresas, el proyecto de Sara Suberviola va, poco a poco, creciendo. Por ejemplo, los interesados en adquirir tanto los libros personalizados como la caja de experiencias pueden acudir a la página web www.teinventouncuento.com y, desde hace unos días, tienen la opción de visitar las tiendas de Santos Ochoa, donde ya se encuentran a la venta las cajas de experiencias y donde habrá muestras de los libros que ya ha elaborado la riojana para tomarlos como referencia. Un paso más dentro de un camino en el que Suberviola espera afianzarse para que se convierta en un futuro en el protagonista único de su vida laboral, ya que ahora lo compagina con otro trabajo. «Ojalá sea así, ya que pienso que tanto la personalización como las cajas de experiencias son tendencias que han venido para quedarse», expone. «Aun así, yo no me quejo porque todo lo que hago en el terreno laboral me gusta», aclara. Una mentalidad positiva para una emprendedora con ilusión.