La Rioja

Vecinos de Miguel Escalona, en contra del cambio del nombre de su calle

Mauricia Gonzalo y Manolo Antoñana, en el centro, junto a otros vecinos en la calle Miguel Escalona, donde aún permanece el cartel. ::
Mauricia Gonzalo y Manolo Antoñana, en el centro, junto a otros vecinos en la calle Miguel Escalona, donde aún permanece el cartel. ::
  • Defienden que supondría olvidar un nombre al que el barrio ha estado muy unido y «sólo recuerda a un joven de 18 años»

Vecinos de Miguel Escalona han iniciado la recogida de firmas en contra de que el Ayuntamiento cambie el nombre de su calle y la bautice como Rodrigo de Arriaga Mendo (1592-1662), un jesuita nacido en Logroño y fallecido en Praga. Fue un ilustre para su época, pero los residentes de esta vía logroñsea se oponen mayoritariamente a que los represente pues defienden que quitar el letrero de Escalona supondría olvidar un nombre al que el barrio ha estado muy unido y renunciar a parte de la vivencia de todos los vecinos desde niños. «Puedo entender que quiten la estatua de Franco en Santander, pero en nuestro caso el nombre ya no tiene ninguna connotación política», defiende Mauricia Divina Gonzalo, de 70 años, todos vividos en esta calle de las conocidas 'casas baratas', donde la mayor parte de los vecinos residen desde hace más de medio siglo.

Argumenta, además, que el nombre, «en recuerdo de un joven de 18 años que falleció en el frente al poco de ser reclutado», les toca de muy cerca, dado que sus padres vivían en la vecina Autonomía de La Rioja. En homenaje a ellos, pasaron a denominarla Miguel Escalona y sustituyó a la hasta entonces conocida como calle Blasco Ibáñez: «Fue un muchacho. Le tocó en el bando nacional como le pudo haber tocado en el otro..., ahora se han cumplido 80 años desde que lo fusilaran en el frente de Eibar», defiende esta vecina, que asegura que lo que más malestar ha provocado es que no se les haya tenido en cuenta. «¿Porqué no hemos podido decidir en una consulta popular. El nombre de una calle forma parte de la biografía de sus vecinos...», mantiene, sin olvidar lo «engorroso» que va a ser por otro lado modificar toda la documentación particular, DNI, pasaporte...

«Nacimos en Miguel Escalona y queremos morir en Miguel Escalona», reclama también Manolo Antoñana, promotor de la campaña en la que lleva recogidas 36 firmas. Entre ellos, los 25 vecinos de la zona de las 'casas baratas', «excepto uno que es muy mayor» y también «todos los vecinos con los que hemos podido contactar de las nuevas casas, excepto una vecina que se opuso». Una vez recogidos todos los apoyos, el siguiente paso será registrar en los próximos días las firmas en el Ayuntamiento y, si pueden, querrían hablar también con alcaldesa. «Lo que no puede ser es que se haga caso a una minoría, sin consultar...», señala Antoñana, indiferente con que la calle se vincule a la guerra civil. «Yo mismo soy hijo de un republicano..», señala.