La Rioja

BM abrirá su primer supermercado en Logroño el 20 de octubre

José Ramón Fernández de Barrena y Miguel Ángel Zamorano, ayer, a las puertas del supermercado.
José Ramón Fernández de Barrena y Miguel Ángel Zamorano, ayer, a las puertas del supermercado. / M. HERREROS
  • El establecimiento del Grupo Uvesco, en República Argentina, ha supuesto una inversión de dos millones de euros y la creación de veinte puestos de trabajo

Prácticamente montado y en pleno proceso de equipamiento y abastecimiento. La actividad en los bajos de los números 5 y 7 de República Argentina no cesa y afronta la recta final para su inauguración y puesta en marcha. BM Supermercados, una de las marcas del Grupo Uvesco, abrirá el que será su primer establecimiento en Logroño el próximo jueves 20 de octubre. Y no piensan quedarse ahí pues ya cuentan con un ambicioso plan de expansión.

La apertura -de lunes a sábado de 9 a 21.30 horas- supone en la práctica que una de las empresas líder del sector de la distribución alimentaria de la zona norte de la península consolide su apuesta por La Rioja tras aterrizar en el 2013 en Alfaro. No en vano, las previsiones apuntan hasta una decena de nuevas tiendas en los próximos cinco años. De hecho, el director general del Grupo Uvesco, José Ramón Fernández de Barrena, acompañado del director de gestión de tiendas y marketing, Miguel Ángel Zamorano, visitaban este jueves la capital a la búsqueda de nuevas ubicaciones.

«Nuestra presencia fundamental es en el País Vasco, Cantabria y Navarra, tenemos dos grandes centrales logísticas con servicio diario de productos de alimentación envasado y fresco, y La Rioja es una zona de expansión natural a la que podemos llegar fácilmente. Nos hemos planteado un objetivo de 10 supermercados en los próximos cinco años, la mayoría en Logroño, pero que pueden ser ocho o doce», explicó Fernández de Barrena a Diario LA RIOJA.

Surtido y productos

El primer supermercado, casi a punto y donde en su día se ubicaba un Caprabo, dispone de una sala de ventas de casi mil metros cuadrados, con más de 10.000 referencias de productos, incluye un parking de 25 plazas, y ha supuesto una inversión de dos millones de euros y la creación de hasta 20 nuevos puestos de trabajo, todos ellos en Logroño. Y ya se están seleccionando y formando a más empleados para próximas aperturas.

«Surtido de calidad, producto fresco y excelencia en el servicio con especial incidencia en la formación del personal» fueron y son sus señas de identidad. Así lo ponen de manifiesto sus responsables, quienes consideran que su modelo de negocio, diferenciado del resto, «tiene nicho potencial y un hueco que queremos aprovechar». Al respecto, destacan su apuesta por los productores locales: así, la fruta y verdura llegará directamente de Micersa de Alfaro, de El Raso de Calahorra o de Tomás Casado de Entrena; y en carnicería habrá cerdo selecto de Alejandro Miguel de Nalda o cordero de Ganados Zurbano.