La Rioja

Gobierno y oposición coinciden en la necesidad de recuperar la Villanueva con o sin fondos europeos

La Villanueva, las popularmente conocidas como 'siete calles', desde la avenida de Navarra y con San Bartolomé en el centro.
La Villanueva, las popularmente conocidas como 'siete calles', desde la avenida de Navarra y con San Bartolomé en el centro. / JUSTO RODRÍGUEZ
  • El Ayuntamiento, que se reunirá con el Ministerio a fin de presentar sus alegaciones, ve que el plan «incluía documentos de complejidad técnica que requieren una aclaración»

El Ayuntamiento de Logroño, a la espera de formular alegaciones contra la resolución que deja a la Villanueva fuera de las ayudas para las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de la UE tal y como adelantó Diario LA RIOJA, comenzaba a asumir ayer la posibilidad de no contar con fondos FEDER para desarrollar un proyecto que, como mínimo, se prolongará durante dos legislaturas. Equipo de Gobierno, por un lado, y oposición, por el otro, coincidieron en señalar, de hecho, la necesidad de recuperar la zona de las 'siete calles' con o sin financiación europea.

«La Villanueva será realidad con ayudas o sin ellas». Así de tajante se mostró el portavoz municipal, Miguel Sainz, después de que este periódico hiciese pública la 'negativa' de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos a un plan que aspiraba a copar los 1,96 millones de euros asignados a La Rioja por «no llegar a la nota mínima de 50 puntos». Sainz, quien reiteró que la decisión «no es definitiva» y se mostró confiado «en que nuestros argumentos sean capaces de cambiar la valoración», explicó que en el plan «se incluían documentos de cierta complejidad técnica que igual requieren una aclaración».

Responsables técnicos y políticos del Ayuntamiento se reunirán esta misma semana -mañana, viernes- con representantes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para analizar la propuesta de la Villanueva presentada a la convocatoria y conocer de primera mano qué ha pasado para no alcanzar la nota de corte. «Será una reunión preparatoria para elaborar las alegaciones en cuestión», repitió Sáinz, quien puso como fecha de inicio para el proyecto el presente mandato «sea como sea» -los presupuestos municipales contemplan una partida de 300.000 euros a financiar, eso sí, con una hipotética venta de suelo-. «No hay que olvidarse de que los fondos europeos únicamente venían a cubrir una parte total del presupuesto, 1,9 de los 10,5 millones», precisaba Sáinz.

Cambia Logroño, que convocaba ya en la tarde del martes para desvelar el 'no' europeo al proyecto local -si bien el equipo de Gobierno aseguraba que los portavoces de la oposición fueron informados esa misma tarde, desde la 'confluencia' lo negaban al menos en su caso-, aclaraba que la nota logroñesa se había quedado en 46,25 puntos según pudieron saber tras dirigirse a la unidad técnica correspondiente.

Gonzalo Peña, su portavoz, responsabilizaba al PP de la no selección del proyecto dada «la inclusión con calzador de medidas que poco o nada tienen que ver con estrategias de desarrollo urbano sostenible» y su «improvisación». Sus críticas daban lugar, no obstante, a una propuesta: «Tendemos la mano para reconducir la situación pues nuestro compromiso con la Villanueva y sus vecinos es absoluto».

Más cautos se mostraban PSOE y C's, aunque igual de partidarios de seguir adelante de una vez por todas con una actuación tan demandada y prometida en la zona. «Prefiero esperar a la presentación de alegaciones y a la resolución definitiva para valorar lo sucedido, pero pase lo que pase hay que actuar y hacerlo ya», concluía la portavoz socialista Beatriz Arraiz. Julián San Martín, de C's, aprovechaba para recordar su moción fallida: «Se pone de manifiesto, más si cabe, la necesidad de contar con una unidad de captación de fondos europeos». Desde el PR+, Rubén Antoñanzas, lanzaba su dardo: «La alcaldesa tiene que demostrar ahora que todos los cargos que ostenta en las instituciones de ámbito nacional sirven para algo a los logroñeses».