La Rioja

EL TURISMO ES UN GRAN INVENTO

Ni Paco Martínez Soria, José Luis López Vázquez y Antonio Ozores en 'El turismo es un gran invento', oiga. Vale que no se esperase un aluvión de 'guiris' en busca de sol y playa tal y como pretendían hacer tres de nuestros cómicos patrios en Valdemorillo del Moncayo, de acuerdo, pero lo de tener cerrada la oficina de turismo de Logroño entre dos horas y media y tres horas y media en plenos 'sanmateos' pues como que tampoco. Imagínense la escena. Sábado, 17 de septiembre. 16.45 horas de la tarde. Un grupo de turistas de Madrid se acerca a la puerta a interesarse por las 'Visitas narradas por los caminos del vino', que estas fiestas de la Vendimia han sido incluidas en el programa de actos, concretamente a la ruta que comienza a las 17.30 horas desde la puerta del Revellín pues, según piensan, allí sacarán la entrada. Oficina cerrada, que los sábados se baja la persiana a las 14 horas y no la vuelven a subir hasta las 17.30. Da igual que Logroño haya disparado el cohete anunciador de su 'semana grande' hace unas horas, porque nadie parece caer en la cuenta de que a lo mejor, solo a lo mejor, alguien haya podido pensar en Logroño como plan de fin de semana. Total, si tenemos a Fonsi Nieto... Miércoles, 21 de septiembre. Festividad de San Mateo. 16.15 horas. Un grupo de turistas de cualquier otro sitio que les salga. Tres cuartos de lo mismo. Un cartel, qué deferencia, anuncia que el horario de atención al público ese día es de 10 a 14 horas y de 17.30 a 19.30 horas. Suficiente, pensarán, para atender a los 'despistados' que se les ocurra en una jornada de fiesta como esa pasarse por una oficina de turismo. 'Despistados' que dejan caer un «no me lo puedo creer». Y luego se nos llena la boca hablando de lo mucho que tenemos que ofrecer y mostrar..., tanto como a esos visitantes que, mucho me temo, dirán que lo hacemos con la puerta cerrada.