La Rioja

Atrapado el buitre de Valdegastea

El pollo de buitre, de un año, fue sujetado con una 'chaqueta' de plástico y cinta para su transporte.
El pollo de buitre, de un año, fue sujetado con una 'chaqueta' de plástico y cinta para su transporte. / Diego Marín A.
  • Tres agentes forestales han recogido el animal para volver a soltarlo en su hábitat

En la tarde del domingo un buitre apareció encaramado al tejado de un edificio del barrio Valdegastea. El animal se mostraba tranquilo y observador, situado en lo alto de una casa en la esquina de las calles Gran Bretaña y Francia. Algunos curiosos descubrieron y fotografiaron al ave rapaz, como la presidenta de la Asociación de Vecinos de Valdegastea, María Victoria Pinillos Miguel, que advirtió de la presencia del buitre.

A primera hora de la mañana de hoy, lunes, el animal continuaba en el edificio, confirmando la sospecha de que podría estar perdido y cansado, lo que le podría frenar a la hora de reemprender el vuelo. No es el primer caso que se produce. Hace menos de una semana la Guardia Civil, junto a agentes forestales, atraparon a un buitre leonado en Castañares de Rioja que presentaba signos de estar herido y agotado cerca de la carretera LR-111.

Otro, también herido, fue rescatado el año pasado en el término Baltracones de Haro. En agosto del 2012 otro ejemplar sobrevoló el parque San Adrián y fue atrapado en el barrio La Cava con la ayuda de la Policía Local de Logroño. Y en octubre del 2013 otro rapaz apareció en Cascajos, encaramado a un balcón de la calle Lope de Vega.

Un agente forestal y dos técnicos de la Dirección de Medio Natural del Gobierno de La Rioja han acudido a primera hora de la mañana a Valdegastea a intentar atrapar al buitre. Con la ayuda de una cesta han logrado coger al animal y lo han inmovilizado en torno a las 10.30 horas. Los agentes han trasladado al buitre a las instalaciones del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Fombera con el objetivo de recuperar al ave y volver a ponerlo en libertad próximamente. Según han podido comprobar los técnicos, el ejemplar es joven, nacido este mismo año, y posiblemente se haya perdido, acercándose desde la sierra hasta Logroño y, al no saber dónde se encontraba, no poder volver a su hábitat y encontrarse cansado, decidió posarse en el edificio de Valdegastea.