La Rioja

El Consistorio solucionará las filtraciones y plantará moreras en Primero de Mayo

  • Otras mejoras que se introducirán se refieren a la sustitución del arenal por césped artificial y la adecuación de los sumideros

logroño. El Ayuntamiento de Logroño invertirá 36.128 euros en mejoras en la Plaza Primero de Mayo que contribuirán a dar más seguridad en los accesos al parking y solucionar los problemas de filtraciones y encharcamiento que se venían registrando en algunas zonas del polémico parque.

Las actuaciones se concretarán en la adecuación de sumideros, la colocación de una barandilla en la rampa del aparcamiento, la disposición de césped artificial en sustitución de la arena de los parterres para evitar posibles filtraciones, la colocación de vinilos en los casetones de acceso al parking y la instalación de mantas antihierbas de mayor resistencia y permeabilidad. También se ha acordado la plantación de moreras, un árbol ornamental de copa redondeada pensado para dar sombra.

Mejoras no previstas

Se trata de pequeñas variaciones respecto al proyecto inicial que se han incorporado a petición de los vecinos y con el propósito de solucionar imprevistos surgidos durante la ejecución de la obras y que no estaban inicialmente contemplados en el proyecto ni en la oferta contractual, según se puso de manifiesto ayer.

La Junta de Gobierno fue informada por la mañana del inicio del trámite para introducir las mejoras que figuran al margen del contrato de las obras de construcción de la Plaza Primero de Mayo.

«Estamos hablando de un trámite desde el punto de vista formal y técnico, se trata de corregir el defecto en la tramitación inicial para, definitivamente, dar por buenas las obras, certificar su finalización y acometer las que quedan pendientes de acuerdo a lo establecido en la comisión que miembros del equipo de Gobierno, junto con partidos de la oposición y vecinos mantuvieron meses atrás», explicó ayer el concejal Miguel Sainz.

Entre las soluciones planteadas por el Ayuntamiento hay, sin embargo, algunas que no convencen del todo a la comisión de vecinos de Primero de Mayo, según reconocieron ayer.

Entre ellas, la colocación de nuevo césped artificial en lugar de plantar más arbolado o ampliar la zona verde natural. Además, según comentaba ayer uno de los portavoces vecinales, sus peticiones siguen pasando por levantar los areneros, que se vuelven impracticables cuando llueve, y sustituir los parterres, con sus plantas y flores, porque han resultado rastrojeras en las que, según cuentan, «no ha habido ningún mantenimiento». «Los areneros levantan mucho polvo y, cuando llueve, arrastran toda la arena. En realidad se ha convertido en un lugar pipi can para los perros...», concluyó este representante.