La Rioja

La Policía Local desaloja del antiguo Maristas a dos okupas que residían en el viejo colegio

Operarios retiran los muebles reutilizados. :: j. m.
Operarios retiran los muebles reutilizados. :: j. m.
  • El Ayuntamiento, tras la última denuncia de Diario LA RIOJA, ha limpiado, tapado huecos y cerrado puertas y accesos para evitar más 'ocupaciones'

La situación era de sobra conocida y la intervención de ayer, tal y como ponían de manifiesto los vecinos, ya se estaba demorando ante tanta demanda. «Más vale tarde que nunca, sí, pero ya veremos si da o no resultado...», resumían en uno de los portales de la manzana comprendida entre Calvo Sotelo, Colón y Ciriaco Garrido desde donde se siguió toda la operación desde primera hora de la mañana.

El Ayuntamiento de Logroño, tras la última de las numerosas denuncias de Diario LA RIOJA sobre el problema que supone el viejo Maristas para el entorno de las Cien Tiendas, se decidía por fin a actuar. La Policía Local desalojaba a dos personas que residían ilegalmente en el recinto, circunstancia tantas veces puesta de manifiesto por este periódico -la última el pasado agosto-.

Tres patrullas policiales según informó la Administración local, aunque se pudieron ver hasta cuatro coches en algún momento, accedieron al solar con permiso de la propiedad -Buildingcenter, inmobiliaria de Caixabank- sacando a dos personas que, al parecer, habían convertido desde hace tiempo en su domicilio las instalaciones hoy abandonadas -caso de los baños del patio, que se encontraban hasta amueblados-.

Los okupas, identificados como dos varones de 45 años, uno nacido en la vecina Portugal y otro en la capital de España, fueron trasladados para ser atendidos posteriormente por los Servicios Sociales Municipales. Antes, y frente a la posibilidad de que hubiese «alguien más», los agentes recorrían las dependencias, edificio noble incluido, para comprobar que no quedaba nadie. Sólo después, personal del Parque de Servicios tapaba huecos y cerraba puertas y accesos.

El recinto, de paso, era limpiado por operarios de 'Logroño Limpio' -sacando los enseres de las improvisadas 'viviendas' y retirando la basura acumulada con un camión-. También, y según informó el Ayuntamiento, se ha recogido a un perro que vagaba por el solar.

La intervención, esperada en un vecindario que lleva años de incidentes tras unas visitas 'furtivas' que nunca han tenido fin y siempre han conseguido burlar los sucesivos cerramientos que se han demostrado ineficaces hasta la fecha, cosechaba algún que otro 'pero'...

«El viernes se inaugura Expomat, la muestra de productos y artesanías del mundo que se celebra cada San Mateo en el polideportivo, y quieren esconder el problema», decían los vecinos más críticos, cansados de la situación. Desde el PSOE, que situaba la actuación como parte de la ejecución subsidiaria para la limpieza y el desbroce del solar ante el incumplimiento de la inmobiliaria, se calificaba de «insuficiente» lo realizado, un «parche que no resuelve el problema», a su juicio.

Los socialistas insisten en llegar a un acuerdo que permita derribar vallas, eliminar los baños del patio y acondicionar el solar dándole una utilidad aunque sea provisional.