La Rioja

Cuarenta años  de pañuelo azul

Cuarenta años de pañuelo azul

  • La cuadrilla que promovió la prenda celebra el aniversario con un diseño conmemorativo en el que aparece la fecha bordada

El pañuelo azul de fiestas cumple 40 años y la cuadrilla que lo ideó lo ha querido celebrar con un diseño conmemorativo en el que aparecen bordadas las fechas 1976-2016, que simbolizan el tiempo transcurrido desde que comenzaron a usarlo hasta la actualidad, ya convertido en un distintivo de la fiesta. En total se han confeccionado 200 y en ellos, sobre un fondo azul, aparece en dorado la inscripción '40 años de azul' y la bandera de Logroño con el aspa de San Andrés. Se ha realizado una edición limitada para los próximos sanmateos, disponible en principio para instituciones y entidades vinculadas a las fiestas, pero «si alguien está interesado, lo puede conseguir», remarca Elías del Río, uno de los componentes de que aquel grupo de 16 jóvenes, entonces unos adolescentes de poco más de 18 años y hoy próximos a los 60. El también artista logroñés y actual presidente de la Cofradía de San Bernabé explica que el color azul se decidió por la orla del escudo de la ciudad y, «en un principio, era de un azul más intenso, de color cobalto, hoy tiende a ser más Prusia, casi funerario», opina decidido a reivindicar una vuelta a los orígenes.

Originalmente, nadie llevaba pañuelos, sino blusas, y los que se veían era rojos como los de San Fermín. Así que para diferenciarse su primera decisión fue comprar unos escudos de la ciudad en una fábrica de Tarragona. Más tarde encargaron la confección a una tienda de tejidos en la plaza Amós Salvador. «Nos los cosieron en Retales Cristina, ya desaparecida. De cada metro salían cuatro pañuelos... luego nuestras madres y hermanas fueron quienes cosieron los escudos en los pañuelos», recuerda. Al principio fueron 16, luego 32, cien, mil. hasta la actualidad, que son incontables. El pañuelo empezó a ser usado por alcaldes logroñeses como Narciso San Baldomero y Miguel Ángel Marín, pero quien los puso de moda fue Manuel Sainz, quien pidió mediante una carta instituirlo como oficial de las fiestas mateas. «Entonces éramos unos chavales y sólo queríamos pasarlo bien, no perseguíamos ninguna idea política», señala Elías del Río desmarcándose de cualquier 'guerra de pañuelos' y partidario de cada cual se ponga el que quiera. «Aunque tengo claro que el nuestro ya no se puede cambiar», señala orgulloso quien fue su artífice junto a, entre otros, Javier Landaluce, Paco Escarza, Eliodoro García, Alberto Valenzuela, Alberto Fontecha, José Luis Vallejo, Javier Piazuelo, Alfredo Moreno y Fernando Cabezón. «Si Huesca tiene pañuelo es porque se interesaron por el nuestro... y también encargaron el escudo a la fábrica de Tarragona», rememora.