La Rioja

Recreación del futuro edificio facilitada por la propiedad -mantiene los colores originales- y el actual solar  en la esquina Bretón-Sagasta.
Recreación del futuro edificio facilitada por la propiedad -mantiene los colores originales- y el actual solar en la esquina Bretón-Sagasta.

Bretón 2 ultima su reconstrucción

  • Dos bajos comerciales y cuatro pisos se levantarán en la esquina con Sagasta asemejándose al edificio que en su día acogió el conocido reloj Bergerón

  • La propiedad, que ya cuenta con la licencia de obras, espera el estudio arqueológico

Ya tiene licencia de obras, concretamente desde el pasado 30 de agosto, y el proyecto de ejecución, aprobado desde entonces, únicamente estaría a la espera del correspondiente estudio arqueológico. La construcción de Bretón de los Herreros 2, intento de reconstrucción en la práctica, pues se asemejará lo máximo posible al original, será acometida por la propiedad «lo antes posible». Dicho de otro modo, y según responsables de DYMS Rioja S. L., «si fuese en octubre mejor que en noviembre».

El histórico edificio de Logroño que en su día acogiese el denominado 'reloj de Bergerón', en la esquina con la calle Sagasta en pleno centro neurálgico de la capital de La Rioja, volverá a levantarse conservando su tipología y uso inicial.

El inmueble, sobre el que pesaba una orden municipal de derribo tras su declaración de ruina económica hace casi cinco años, fue demolido durante el verano del pasado año a fin de acometer su 'recuperación'. Un proceso que, sin embargo, se ha demorado hasta hoy. «Nosotros queríamos edificar tras el derribo, pero la tramitación ha sido larga y complicada», explicaban ayer a Diario LA RIOJA fuentes de la sociedad que ha venido dando cumplida cuenta de las exigencias municipales.

El proyecto, impulsado por la nueva propiedad que desde entonces ha estado en contacto permanente con los técnicos municipales, mantendrá la piedra de sillería de la planta baja y la rejería de los balcones después de que la propia Administración local comprobase que los elementos de carpintería -caso de las 'ventanas escaparates'- resultaban insalvables dado su «alto grado de putrefacción».

No en vano, se tendrá en cuenta durante la ejecución de las obras, que las fachadas del nuevo edificio sean el resultado de la reconstrucción parcial de las del precedente «bajo el criterio de una fiel reproducción compositiva y constructiva, reintegrando los elementos singulares conservados del desmontaje de las fachadas».

El plazo de ejecución de las obras será de 12 meses a partir del comienzo de las mismas. Planta de sótano con tres trasteros, dos locales de planta baja -uno grande con acceso desde Bretón y otro más pequeño desde El Peso, abiertos a cualquier uso compatible con el planeamiento urbanístico-, un portal -en Bretón, como el original-, cuatro plantas de pisos con cuatro viviendas y un trastero mayor en la bajo cubierta... todo ello compondrá el nuevo inmueble. «Contemplamos cualquier posibilidad de explotación, incluso el alquiler», precisan.