La Rioja

El Ayuntamiento comienza a pagar las últimas chiquibecas del curso pasado

Niños en una guardería logroñesa
Niños en una guardería logroñesa / Juan Marín
  • Los beneficiarios comienzan a percibir desde hoy la subvención, aunque hay un un 10% de familias que deben subsanar agunos errores

El Ayuntamiento de Logroño empieza a pagar desde hoy las ayudas económicas para primer ciclo de Educación Infantil, conocidas como "chiquibecas", del último cuatrimestre del pasado curso 2015-2016.

Una vez realizada la fiscalización de dichas ayudas y comprobada la documentación aportada, los beneficiarios de las "chiquibecas" empezarán a percibir desde hoy esta subvención directa a las familias logroñesas, cerca de 1.300 ayudas, ha detallado el Ayuntamiento en una nota.

El PR+ denunció hace unos días el retraso en este pago, que debería haberse realizado el 31 de agosto.

El Consistorio ha aclarado que hay un 10 por ciento de beneficiarios que aún deberá subsanar los errores percibidos en el proceso de fiscalización para recibir la ayuda. El Ayuntamiento aplica "con rigor" este criterio, firma la nota, con el fin de "garantizar el adecuado uso de estas prestaciones", según informa EFE.

La nota recuerda que las ayudas de los dos primeros cuatrimestres se pagan a cuenta a los beneficiarios, es decir por adelantado, y que es en el último pago cuando se regulariza todo el curso y se comprueban aspectos relacionados con las ayudas, como la asistencia a los centros y que las familias estén al corriente de los pagos.

Inicio del proceso

También se ha referido que, para el actual curso 2016-2017, se inicia ahora el proceso, con varias novedades en la concesión de las "chiquibecas", como es el incremento de la cuantía mínima que percibirán las familias, al pasar de 100 a 120 euros, con un máximo de 200 euros por niño.

El presupuesto previsto para el curso actual contempla un montante de 1,7 millones de euros, lo que supone un 13,2 % más que lo dispuesto para el curso anterior.

Se mantiene el carácter universal del acceso a las ayudas y la progresividad de las mismas, con el fin de atender con más ayuda a los que más lo necesitan.

En esta línea se prosigue con la ampliación del tramo de las ayudas desde un mínimo de 120 euros al mes a 200 euros, ha subrayado el Ayuntamiento.

Entre los requisitos que deben cumplir los beneficiarios figuran que toda la unidad familiar esté empadronada en Logroño, que tenga su domicilio fiscal en La Rioja y que los niños asistan a alguna de las escuelas infantiles o centros educativos de la capital riojana.

Para establecer la progresividad de las ayudas se tiene en cuenta que a partir de 15.000 euros de renta per cápita no puntúa la renta, se amplía el porcentaje de la fórmula sobre la renta a un 47 % para ayudar más a quien más lo necesitan y se otorga un punto a las familias con alguno de sus miembros desempleados.

También se valora con un punto la familia numerosa, la familia monoparental, la discapacidad de algún miembro de la unidad familiar y por cada hermano de edad inferior a la de posible escolarización.