La Rioja

Sobre el parque Gallarza

La medida adoptada para cambiar el nombre del parque de Eduardo González Gallarza González, por el de Parque Gallarza, resucita (leemos al recordado cronista oficial de Logroño Jerónimo Jiménez) que el primitivo nombre fue el de Capitán Mayoral Masoot, logroñés laureado y víctima de la guerra civil. La denominación fue acordada por el Ayuntamiento cuando era alcalde Julio Pernas. Se ha comentado estos días que el parque fue una donación de González Gallarza al Ayuntamiento, cuando la familia Herreros de Tejada, propietaria de la finca, la vendió el 8 de junio de 1956 a la Caja de Ahorros de Aragón y Rioja, acordándose el pago en 15 anualidades. El 11 de junio de 1969, el entonces alcalde Víctor de Lerma adquiere a la entidad bancaria la singular finca, que se bautiza con el nombre del general de aviación, el famoso logroñés, por su hazaña aérea de la travesía Madrid-Manila. El importe alcanza la cifra de 3.250.000 pesetas. Desde entonces, este pulmón de la ciudad ha tenido distintas ocupaciones, como Parque Infantil de Tráfico, escuela infantil y, tras las remodelaciones, es el actual espacio de ocio para los pequeños, con jardines para descanso de mayores y una gran cafetería con espléndida terraza. Esperemos que tras las alteraciones que sufra, se siga manteniendo el busto, obra de escultor Joaquín Lucarini, como homenaje del pueblo a un paisano famoso.