La Rioja

La antigua comisaría de Doctores Castroviejo alojará hasta 80 funcionarios

Reunión a pie de obra de autoridades, técnicos, vecinos y comerciantes. :: díaz uriel
Reunión a pie de obra de autoridades, técnicos, vecinos y comerciantes. :: díaz uriel
  • La puesta en marcha del inmueble con servicios de la administración del Estado ahorrará casi 300.000 euros en alquileres

Los vecinos y comerciantes de la zona de las Cien Tiendas no ven el día en que el edificio de la antigua comisaría de Doctores Castroviejo esté en funcionamiento de nuevo. El delegado del Gobierno, Alberto Bretón, les confirmó ayer que las obras ya están en marcha y que durarán once meses. Junto a la valla tras la que se realiza la intervención, en el número 9 de Doctores Castroviejo, se reunieron ayer el delegado, la alcaldesa y los representantes de vecinos y comerciantes. Allí, junto a los planos de la actuación, se aportaron detalles técnicos de lo que será una rehabilitación ambiciosa en la que se invertirán 2,2 millones de euros.

Bretón hizo especial hincapié en que, con este edificio funcionando a pleno rendimiento, la Administración del Estado en La Rioja se va a ahorrar hasta 300.000 euros al año en alquileres y también en que la obra dinamizará una zona tan céntrica de la ciudad. «El edificio es de los años 40 y, o se tiraba, o se emprendía una remodelación ambiciosa por la que, por fin, se ha optado, con unos parámetros de eficiencia que lo convertirá en pionero en España», indicó.

La alcaldesa, Cuca Gamarra, se subrayó que, con esta intervención, «el Gobierno de España hace más ciudad» y en que no sólo se actúa sobre el edificio, sino que además se responde a las demandas de los vecinos y comerciantes.

Por parte de la asociación de comerciantes de las Cien Tiendas, Roberto Pinillos destacó la importancia que para el colectivo tiene que «vuelva la actividad» al barrio. Pinillos añadió que lo que los comerciantes desean es «un edificio vivo, al que venga gente y que dé vida a la calle». «Tenemos ganas de verlo entrar en funcionamiento», alegó.

Desde la asociación de vecinos El Carmen, María Ángeles Matute quiso insistir en la importancia de que el edificio no permanezca cerrado. Y si, dadas las novedades que incluye, «se pone de moda, fantástico».

¿Cuáles son esas mejoras que incluye? Entre otras, los certificados más exigentes en materia de sostenibilidad, eficiencia energética y calidad ambiental. La cuestión es que ahorra el 85 por ciento en los consumos energéticos. El mismo ascensor posee un sistema de baterías que hace que se cargue mientras baja. La fachada es un jardín, lo mismo que la cubierta, que además puede pasearse. Las distintas orientaciones solares se han estudiado para aprovechar hasta el último rayo de sol.

Un total de 80 funcionarios podrán trabajar en el edificio. En la planta baja estará ubicado el Servicio Público de Empleo; en las dos primeras, la Inspección de Trabajo y, en la tercera, el Fogasa, aunque también queda una parte por concretar. La última planta tiene salas de reuniones. En los sótanos está ubicado el archivo.

Las demoliciones que se han de llevar a cabo se han estudiado minuciosamente para evitar molestias al vecindario y se reciclarán todos los elementos resultantes posibles.