La Rioja

La eficiencia energética centrará la rehabilitación de la antigua comisaría

Las autoridades locales debaten sobre los detalles técnicos de la rehabilitación de la antigua comisaría.
Las autoridades locales debaten sobre los detalles técnicos de la rehabilitación de la antigua comisaría. / AYTO. LOGROÑO
  • Se emplearán paneles fotovoltaicos y tapices vegetales como medidas de eficiencia y ahorro en calefacción

La rehabilitación del edificio situado en el número 9 de la calle Doctores Castroviejo de Logroño, antigua sede de la Comisaría de Policía Nacional, dará paso a un inmueble moderno, accesible, transparente y pionero en eficiencia energética y calidad ambiental interior, con una jardín vegetal en la fachada.

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; y el arquitecto del proyecto, Esteban Pardo, han presentado hoy el proyecto a los presidentes de las Asociaciones de Comerciantes Paseo de las Cien Tiendas, Roberto Pinillos; y de Vecinos El Carmen, María Ángeles Matute.

Pardo ha explicado que este edificio será el primero de carácter público rehabilitado en España que disponga de unas prestaciones de eficiencia energética y calidad ambiental interior tan elevadas, lo que permitirá ahorros de energía superiores al 85 % y unos reducidos costes de mantenimiento.

Entre sus características ha destacado las fachadas vegetales en el lateral del edificio hacia la calle Doctores Castroviejo y en el atrio interior del edificio, así como una cubierta vegetal, todo ello basado en criterios sostenibles, como es la absorción de CO2, la reducción del efecto isla de calor y la regulación de la humedad relativa en el interior del edificio.

También se colocarán 47 paneles fotovoltaicos y cuatro colectores solares, con el fin de aportar energía y agua caliente sanitaria al edificio, que dispone de dos plantas sótano, una baja a pie de calle y cuatro en alzada.

Pardo ha insistido en la accesibilidad del edificio, en el que destacará una gran vidriera, lo que contribuirá a dar transparencia a la administración del Estado; y espacios diáfanos donde se ubicarán los 72 empleados públicos de la Inspección de Trabajo, FOGASA y otros organismos estatales que se trasladarán al inmueble, cuyas obras ya se han iniciado y durarán once meses.

Bretón ha incidido en que se trata de una rehabilitación "ambiciosa", con un presupuesto de 2,28 millones de euros y que permitirá ahorrar a la Administración del Estado, en total, unos 300.000 euros anuales en alquileres, cerca del 70 % del coste que se abonaba por este concepto en 2012.

También ha calificado como "emblemático" este edificio, que tendrá una cubierta plana transitable y que ampliará ligeramente su superficie construida hasta los 1.890 metros cuadrados.

Además de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y el Fondo de Garantía Salarial, se trasladarán al inmueble algún otro organismo, en función de la situación en la que se encuentren en el momento del traslado y el ahorro de los alquileres que hasta la fecha se hayan satisfecho.

Bretón ha incidido en que se trata de "un proyecto pionero en eficiencia energética y calidad ambiental que por primera vez se desarrolla en Logroño".

Gamarra ha señalado que "será un centro de trabajo y atención al público que va a generar mucho dinamismo en el entorno de la Cien Tiendas; una zona que durante años tuvo como referencia la Comisaría y ahora va a recuperar tránsito ciudadano con lo que conlleva para los comercios y establecimientos hosteleros allí radicados".

"También los vecinos están ilusionados con un proyecto, que va a revitalizar Doctores Castroviejo y las calles que la rodean", según la alcaldesa.

Se ha referido a que esta actuación supone una rehabilitación integral del edificio, una renovación urbana de la zona y una revitalización económica de la misma; y ha agradecido la paciencia y la colaboración de los comerciantes y de los vecinos.

Pinillos y Matute se han congratulado con que vuelva la actividad a este edificio de Doctores Castroviejo, que dará vida a la zona, con el deseo de que también se actúe pronto en otros espacios cercanos, la Plaza de La Paz, el Instituto Sagasta y el antiguo colegio de Maristas.