La Rioja

El PR+ plantea que los camiones vayan por la autopista y barreras acústicas en la circunvalación

logroño. El concejal del PR+ de Logroño, Rubén Antoñanzas, propuso ayer desviar el tráfico de camiones a la autopista, que los que tengan que atravesar la circunvalación para acceder a la ciudad no excedan los 70 kilómetros a la hora y que se instalen barreras acústicas en los tramos con más nivel de ruido.

Estas son algunas de las propuestas que planteó ayer el concejal, en una rueda informativa, para luchar contra el ruido que sufren los vecinos de la circunvalación de Logroño, a las que sumó las de elaborar un estudio de los tramos que precisen una cobertura y que en las nuevas reparaciones sea obligatorio utilizar el asfaltado de menor incidencia para el ruido por tráfico rodado.

«Es el momento de que los vecinos expongan sus necesidades en materia de ruido para plantear de manera consensuada la solución a este problema», según Antoñanzas.

Incidió en que estas medidas, junto a las aportaciones que le trasladen los vecinos, serán la base de las alegaciones que presentará el PR+ al Plan Municipal de Acción contra el Ruido en Logroño, dentro de su campaña para invitar a los logroñeses interesados a participar en este proceso, que finalizará el próximo día quince.

«El ruido en la ciudad es una realidad que todos reconocemos, pero para la que nadie pone remedio», según Antoñanzas, quien recordó que se espera el mapa del ruido en Logroño desde hace diez años y el Gobierno local del PP, cuando los elaboró, lo quiso tener expuesto durante un mes en verano para «quitarse de encima cuanto antes las valoraciones de los vecinos afectados».