La Rioja

La oposición censura la actitud del PP y su forma de renombrar las calles 'franquistas'

Público asistente y concejales de todos los grupos de la oposición portaron reproducciones de placas con nombres 'franquistas' para exigir «que se cumpla, pero que se cumpla democráticamente». :: j. herreros
Público asistente y concejales de todos los grupos de la oposición portaron reproducciones de placas con nombres 'franquistas' para exigir «que se cumpla, pero que se cumpla democráticamente». :: j. herreros
  • PSOE, Cambia, C's y PR+ sacan adelante una moción más sobre 'memoria histórica' y exigen participación «real» en el cambio

«No podemos estar de acuerdo con ellas porque suponen una transformación parcial, incompleta, que prolonga los viejos nombres disfrazándolos detrás de un trampantojo inadmisible. No podemos considerar válida su justificación por homofonía ni su transmisión genealógica por mucho que su heredero haya sido el segundo presidente de la Democracia. Seguramente, si su elección hubiese estado respaldada por un proceso realmente democrático, su resultado hubiera sido menos grotesco».

Las palabras de José Martín Martínez, portavoz de La Barranca, aludiendo a las denominaciones aprobadas para la calle Calvo Sotelo -Presidente Leopoldo Calvo Sotelo-, la plaza Martín Ballestero -plaza Barrio de Ballesteros- y el parque General González Gallarza -parque Gallarza- fueron aplaudidas por la oposición en bloque y significaron el punto de partida para una nueva moción sobre 'memoria histórica' que en la práctica se tradujo en la reprobación del equipo de Gobierno tras haber renombrado seis de las 17 calles con un proceso que no parece convencer a nadie.

PSOE, Cambia Logroño, Ciudadanos y PR+ aprobaron ayer con el voto en contra del PP manifestar por parte del Pleno su rechazo a la actitud del PP «de no querer cumplir la Ley de Memoria Histórica en la ciudad de Logroño y, especialmente, la de castigar a las personas y entidades que piden su cumplimiento», en relación a la sanción impuesta a la Asociación para la Preservación de la Memoria Histórica en La Rioja por el cambio simbólico de dos de las citadas calles.

La moción conjunta de la oposición, una más, sirvió a todos y cada uno de los grupos para exigir un proceso consultivo y participativo «real» de la misma manera que pidió La Barranca. «Animamos al equipo de Gobierno a que continúe con esta labor, pero respetando la opinión y el criterio democrático de sus ciudadanos hoy lamentablemente despreciado», llegó a decir Martínez. «Acaben ya de una vez», instó tanto el portavoz de C's, Julián San Martín, como el del PR+, Rubén Antoñanzas. «Sigan haciéndolo, pero háganlo bien», apostilló Beatriz Arraiz desde el PSOE. Más duro, Gonzalo Peña, de Cambia: «Dejen de ser demócratas de escaparate y sean demócratas de verdad». Tanto el público como los concejales de la oposición portaron durante la moción reproducciones de placas con reminiscencias franquistas.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Pedro Sáez Rojo, dijo no entender la moción al considerar que el equipo de Gobierno cumple con la ley y seguirá cumpliendo. De la misma manera, aseguró que fueron los vecinos y comerciantes los que acordaron el nombre de las seis calles que se modificaron esta mismas semana «respetando textualmente la moción aprobada en julio del 2015». Sáez Rojo se mostró extrañado por que PSOE, C's y PR+ suscribiesen un texto «con el tono y el frenesí literario de la izquierda extrema» y recordó que socialistas y regionalistas, cuando gobernaron entre 2007 y 2011, decidieron aplazar el cambio de calles sin plazo alguno. «No vengan ahora dando lecciones», espetaron los populares.

Presente en el debate, el presidente de la asociación de vecinos de Madre de Dios, desde donde se ha puesto en marcha un proceso participativo del 1 al 30 de septiembre sobre las calles 'franquistas' que afectan al barrio. «No cumplan la ley por la puerta de atrás», concluyeron desde Cambia, a quienes apuntó veladamente el 'popular' cuando se refirió a la redacción del texto.