La Rioja

Una usuaria denuncia el hallazgo de un trozo de madera en la acelga servida por Serunión

Queja registrada. El caso desvelado por la oposición se centra en los ingredientes de una 'merluza con patatas' repleta de 'químicos' y un trozo de madera en unas 'acelgas'. :: L. R.
Queja registrada. El caso desvelado por la oposición se centra en los ingredientes de una 'merluza con patatas' repleta de 'químicos' y un trozo de madera en unas 'acelgas'. :: L. R.
  • La oposición desvela la última queja recibida por el servicio de comida a domicilio, cuya «posible rescisión» continúa en estudio por parte de los técnicos municipales

Acelgas, patatas... y madera. Un trozo de unos dos centímetros, según desveló ayer la oposición en bloque haciéndose eco de la queja registrada por una familia logroñesa. La hija de una usuaria del servicio de comida a domicilio que viene prestando Serunión desde su puesta en marcha el pasado diciembre acudía el lunes al Ayuntamiento de Logroño a denunciar tal 'hallazgo' en una barqueta servida por la concesionaria el pasado jueves. La queja, registrada por la familia de la afectada ante la Administración local, también se centraba en una 'merluza en salsa de eneldo con patata parisina' que bajo tan suculento nombre escondía numerosos 'químicos' entre sus ingredientes.

PSOE, Cambia Logroño, Ciudadanos y PR+ denunciaban conjuntamente un nuevo caso que, según la respuesta del PP, podría dar origen a un nuevo expediente sancionador. Se da la circunstancia de que Serunión ya acumula por un servicio que sigue prestando pese a quejas y denuncias hasta tres expedientes más: dos cerrados como graves, multa económica incluida, por escasa calidad y cantidad de la comida e incumplimiento de la obligación de 'pasteurización' de la misma; y una calificada como muy grave, pendiente de resolución, por la aparición de una bacteria tóxica en los menús.

«¿Qué más tiene que pasar?», se preguntaba ayer la oposición para exigir al equipo de Gobierno la suspensión cautelar y urgente de la prestación del servicio por parte de Serunión y la rescisión inmediata del contrato tal y como quedó aprobado el pasado febrero en pleno. El PSOE, ya la semana pasada, exigía que se culminase sin más dilaciones el tercero de los expedientes que posibilitaría la resolución del contrato. E incluso, llegados a tal extremo, todos coincidieron en que, como responsabilidad del Ayuntamiento que es y ante un asunto tan delicado como la alimentación de los mayores más vulnerables, la rescisión debe hacerse efectiva lo antes posible aun asumiendo posibles indemnizaciones.

El PP, ayer mismo y tras la denuncia hecha pública por el resto de grupos municipales, informaba de que los servicios técnicos tanto de la Asesoría Jurídica como de la Unidad de Contratación siguen estudiando la posible ruptura con Serunión, «un contrato complejo que requiere del mayor rigor».

Respecto al caso concreto desvelado por PSOE, Cambia, C's y PR+, el PP precisaba que «ya ayer -en relación al lunes- se pidieron explicaciones a la empresa en cuanto se tuvo constancia del mismo». Los técnicos municipales, según el equipo de Gobierno, están estudiando esta queja -«que hace referencia a los ingredientes del menú, no al estado», aclaran- y la muestra depositada. En cuanto al trozo de madera que, según la denuncia apareció en la comida, será también objeto de análisis «aunque haya sido entregado de forma aislada, sin la barqueta en la que al parecer fue encontrado», concluyeron desde el Ayuntamiento.

Al respecto del modo de entrega, Serunión precisaba ayer que «está a la espera de obtener resultados definitivos que puedan aclarar tal situación» -ha solicitado, de hecho, la custodia del «objeto extraño»-. La concesionaria, en una nota informativa remitida a última hora de la tarde, explicaba que desde el momento de la notificación de la incidencia «la compañía activó inmediatamente los protocolos correspondientes y puso en marcha una investigación para analizar varias muestras de los menús servidos ese día, y en especial de la partida de acelgas afectada, sin encontrar incidencia alguna».