La Rioja

Más de ocho meses de problemas y ninguna explicación

«El Ayuntamiento está controlando estrechamente la prestación del servicio de comida a domicilio, lo que no evita que se puedan producir quejas, que son atendidas con la mayor diligencia y que, si se cumplen las condiciones para ello, darán origen a nuevos expedientes sancionadores». Así respondió ayer el equipo de Gobierno a la oposición, que no sólo sacó a la luz la última queja, sino que criticó que ya van ocho meses de problemas sin explicaciones. Por ello, PSOE, Cambia, C's y PR+, exigieron a la concejal del ramo, Paloma Corres, que «asuma sus responsabilidades» o, en caso contrario, presente su dimisión. Solicitarán su comparecencia en la comisión correspondiente y un informe «sobre la razón de que aún no se haya rescindido el contrato y las posibles alternativas para su suspensión».