La Rioja

Un nuevo espacio por la infancia

La alcaldesa, Cuca Gamarra, con Juan Carlos Castroviejo y Paloma Corres. :: justo rodríguez
La alcaldesa, Cuca Gamarra, con Juan Carlos Castroviejo y Paloma Corres. :: justo rodríguez
  • El Ayuntamiento cede un local a Unicef durante cinco años en la calle Pío XII

Las actividades en favor de la infancia terminan su mudanza en la capital riojana con un objetivo claro: poner sobre el terreno en el que se mueven los más pequeños y desfavorecidos el mayor número posible de ayudas económicas. Este fin será más factible gracias a la cesión de un local municipal por parte del Ayuntamiento de Logroño a Unicef La Rioja. Este lugar, cedido por cinco años y convertido en la nueva sede de la asociación solidaria, permitirá que «no tengamos que destinar parte del dinero al alquiler del local y se pongan todos los recursos en el terreno de la solidaridad», explicó ayer el presidente de Unicef en La Rioja, Juan Carlos Castroviejo, en la visita que la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, realizó a las nuevas instalaciones.

Junto a la visita del inmueble, situado en la calle Pío XII, 4, la alcaldesa y el presidente de Unicef trataron distintos programas dirigidos a los verdaderos 'inquilinos' de este piso: los niños. «Logroño está declarada como una Ciudad Amiga de la Infancia desde el 2014, algo que llevamos con orgullo y continuidad en nuestras acciones», aseguró Gamarra, que hizo especial hincapié en que «trabajar con la infancia supone sembrar para crear una democracia sólida en el futuro de esta ciudad».

Además de los programas en favor de la infancia, el Ayuntamiento desarrolla junto a Unicef numerosas iniciativas de sensibilización o actividades como la Marcha Unicef, que tendrá lugar el 16 de octubre con la colaboración del Club Ciclista Logroñés y aúna «valores como la solidaridad, el deporte, la sostenibilidad y los valores familiares», según palabras de la alcaldesa.

Principios que gracias a esta colaboración entre el Ayuntamiento y Unicef traspasan las fronteras de la ciudad. Es por ello que la situación de los niños refugiados por el conflicto sirio «es otro de los problemas en los que tenemos que pensar», afirmó Gamarra. Por su parte, Castroviejo centró su discurso en las emergencias no mediáticas, conflictos en los que «hay sufrimiento y niños aunque no salgan en los medios».