La Rioja

Logroño aprueba el cambio de nombre de seis calles 'franquistas' de las 17 pendientes

  • El Ayuntamiento ha empezado por las vías que menos problemas presentaban para ser renombradas y seguirá con el proceso a finales del presente ejercicio

Seis calles, seis... El equipo de Gobierno, tras las reiteradas exigencias de cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica desde el inicio de legislatura, anunciaba ayer el acuerdo alcanzado con vecinos y comerciantes para el cambio de denominación de media docena de vías con reminiscencias franquistas de las 17 pendientes, que probablemente se hará efectivo hoy en Junta de Gobierno Local a la espera de modificar las placas.

El acuerdo, con el que el PP entiende dar cuenta de las mociones aprobadas en julio del pasado año a instancias de la oposición, ha empezado por las calles que menos problemas presentaban para ser renombradas -algunas de ellas sin comercio ni siquiera vecinos-, lo que no ha evitado, sin embargo, las críticas de PSOE, Cambia Logroño, C's y PR+ por las formas.

Y es que si el equipo de Gobierno informaba de que ha mantenido diversos contactos con representantes vecinales y comerciales de las calles 'afectadas', la oposición en bloque ponía en duda lo abierto y participativo de un proceso que el Ayuntamiento pretende retomar a finales de año de la misma manera.

«Se ha buscado causar las menores molestias y perjuicios... Cada una de las calles elegidas ha sido objeto de una profunda reflexión. Se pensó en primer momento en aquellas que no contaran con mucho comercio o se pudiera realizar una variación sencilla del nombre actual», explicaba el Ayuntamiento en nota de prensa y confirmaba a Diario LA RIOJA el presidente del Pleno y concejal de Participación Ciudadana, Ángel Sáinz Yangüela.

Calvo Sotelo -que pasará a llamarse Presidente Leopoldo Calvo Sotelo-; Capitán Cortés -que será Beti Jai-; Coronel Innerarity -Beata María Pilar Izquierdo-; Miguel Escalona -Rodrigo de Arriaga Mendo-; Plaza de Martín Ballestero -Plaza Barrio de Ballestero- y Parque González Gallarza -Parque Gallarza- han sido las elegidas y así se comunicaba ayer mismo a los grupos políticos en el seno de la comisión informativa de Desarrollo Urbano.

«Hemos cumplido con la moción a la que la propia oposición dio contenido y en la que se hablaba de realizar un proceso consultivo y participativo para vecinos y comerciantes a través de sus asociaciones vecinales y de comercio sin incluirse grupo político alguno», puntualizó Sáinz Yangüela. De este modo, este 'grupo de trabajo' volverá a reunirse a finales de año para analizar el proceso, los posibles problemas que hayan surgido, determinar soluciones y marcar las pautas para los siguientes cambios en otras calles afectadas por la Ley, un total de 17 «y que deben cambiar de nombre sí o sí».

La comisión que ha elegido estas seis calles y su nuevo nombre -es decir, parte de la polémica y lo que no ha convencido a la oposición- ha estado compuesta por el presidente del Pleno y concejal de Participación Ciudadana; por los concejales de Desarrollo Urbano Sostenible y Promoción Económica y de Cultura, Comercio y Turismo; además de por representantes de la Federación de Empresarios y de la Cámara de Comercio; de la Federación de Asociaciones de Vecinos; de las asociaciones de vecinos de San José, Lobete y Centro; y de las asociaciones de comerciantes Paseo de las Cien Tiendas y Galdós XXI.

«El interés de todos los implicados en esta tarea ha sido lograr un acuerdo que logre el mayor consenso ciudadano posible, alejado de la polémica y que genere el menor coste para los logroñeses», quiso aclarar Sáinz Yangüela.