La Rioja

Un enfoque logroñés

fotogalería

Foto de familia de los premiados, organizadores y patrocinadores. / Juan Marín

  • Natalia Benito se lleva el primer premio del Maratón Fotográfico Ciudad de Logroño

Del blanco y negro al color, pasando por la composición canónica y tradicional y los enfoques más singulares: todas las miradas caben en la propuesta que lanzó la organización de la séptima edición del Maratón Fotográfico Ciudad de Logroño para que la hicieran suya los centenares de participantes. Y ocurrió como suele: que el resultado de ese desafío, unido al ingenio de los aficionados logroñeses a la fotografía, deparó un retrato distinto de la ciudad de siempre.

Así se puede observar en las miles de fotografías recibidas por los organizadores del certamen, Diario LA RIOJA y Ayuntamiento deLogroño, que cuentan con el patrocinio de la Obra Social de la Caixa, Mercedes Auto Oja, Foto Center y Deportes Ferrer. La suma de todos estos esfuerzos se plasma en la espectacular selección de imágenes presentadas al certamen, que el pasado miércoles entregó sus galardones a una ancha nómina de premiados. Entre ellos, el reconocimiento principal que fue a parar a Natalia Benito Martínez, que envió la imagen ganadora al apartado patrocinado por el Ayuntamiento bajo el título ‘Paseo en blanco y negro’.

  • Miradas de Logroño

La foto ganadora refleja, en efecto, un momento de calma matutina: la relajada caminata de un logroñés en compañía de dos perritos, inmortalizada desde un punto de vista elegante y armónico, aprovechando la secuencia de soportales que añaden dinamismo al instante. Una imagen que simboliza el conjunto de las presentadas al concurso, puesto que una mayoría de ellas se decantó por recurrir a este punto de vista: mirar los gestos cotidianos como si fuera la primera vez que el fotógrafo tropieza con ellos.

De modo que la plaza de San Bartolomé mereció, gracias a la magia que deposita Carlos Giménez en su trabajo premiado, el reconocimiento de Foto Center, que distinguía así a los iconos de la ciudad; para Mercedes Auto Oja, que animó a los participantes a reflexionar en torno al concepto de estrella (logotipo de su marca), la mejor imagen fue la firmada por Diego Minova, un insólito enfoque cenital muy sugerente. A su vez, Ferrer Sport Center entregó su galardón, destinado a quien mejor retratara la incesante actividad deportiva que caracteriza a Logroño, a Isai López por una foto donde se mezcla un habilidoso ciclista observado con cierta envidia por un pequeño practicante del mismo deporte. Por su parte, la Obra Social de la Caixa se decantó por galardonar a Ana Rodríguez Maimón, quien entregó una vistosa y colorida foto de la entrada de la calle Laurel, repleta de bullicio. El premio del Ayuntamiento de Logroño, por último, fue a parar a Miguel Bastida, gracias a su foto donde lo antiguo y lo nuevo se combinan en un imaginativo encuadre de la calle Caballerías, por donde pasea un solitario individuo.

Todos ellos recibieron sus premios durante una ceremonia celebrada en el salón del plenos del Ayuntamiento, donde organizadores y patrocinadores se comprometieron a seguir animando este tipo de concursos que sirven a una variada gama de propósitos: además de dinamizar la afición a la fotografía, contribuyen a hacer ciudad. Una pequeña multitud de participantes animaron la mañana de un primaveral sábado de Logroño, con sus chalecos fluorescentes y el entusiasmo común por estar a la altura del desafío: retratar la ciudad de siempre con un enfoque diferente.