La Rioja

En Logroño ya se paga el bus con el móvil

  • Es la segunda ciudad española tras Valencia en permitir esta operación en el transporte urbano

  • El nuevo servicio se basa en acercar la terminal móvil al punto de pago pero, de momento, sólo podrán hacerlo los usuarios de Vodafone

Logroño es la segunda ciudad española, tras Valencia, en la que se implanta el pago por teléfono móvil de los autobuses urbanos, algo que, por el momento, solo podrán hacer los usuarios de la compañía Vodafone, si bien la previsión es que se vayan incorporando el resto de operadoras, a medida que vayan incorporando la tecnología necesaria.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha presentado este viernes la nueva aplicación, junto con responsables de Vodafone, Indra y Aulosa, la compañía encargada del transporte urbano de la ciudad. "Hoy se produce un gran avance, uno más en nuestro transporte urbano, para facilitar el día a día de los logroñeses", ha afirmado la primera edil.

Este nuevo servicio, que no suplanta otras formas de pago, que seguirán vigentes, se basa en la tecnología NFC, de proximidad, con lo que, una vez que se cuente con la aplicación correspondiente, basta con acercar la terminal móvil al punto de pago cuando se accede al autobús, para que el billete esté abonado.

Descarga gratuitas

Los requisitos para poder acceder a esta tecnología son, en primer lugar, descargar de forma gratuita 'Vodafone Wallet' de Google Play y añadir la tarjeta Aulosa que da acceso a toda la información y recarga de los viajes. Para instalarla, es necesario contar con un terminal NFC homologado por Vodafone para Wallet -14 modelos de momento- y una tajeta SIM también para tecnología NFC.

De este modo, los usuarios podrán seguir pagando el autobús como hasta ahora, tanto con efectivo como con la tarjeta sin contacto, pero además, a partir de hoy podrán pagar sus viajes simplemente acercando su teléfono móvil NFC a la validadora del autobús, tras descargar la aplicación AULOSA NFC, desarrollada por Transermobile.

También podrán adquirir sus títulos de transporte, recargarlos y realizar consultas como, por ejemplo, ver el histórico de viajes o recargas, en cualquier momento y lugar, ya que el pago con móvil NFC es como tener una tarjeta para viajar en autobús con pantalla, teclado y punto de recarga incluidos.

A diferencia de los proyectos y pilotos realizados en otras ciudades españolas, el pago con móvil en Logroño permitirá a todos los ciudadanos adquirir bonobuses y carnets configurando los diferentes perfiles de usuario reconocidos por el Ayuntamiento: Estudiante Logroño, Estudiante, Tarifa reducida para mayores de 65 años y para personas con discapacidad, aunque no para el Bonopeque y el Bonomés.

En el caso del bonobús, la primera vez que se recargue se abonarán 2 euros por habilitar la tarjeta, lo mismo que ahora ocurre con la fianza para la tarjeta física. El resto de recargas se podrá hacer como con la tarjeta física, añadiendo el número de viajes y abonando el precio mediante la tarjeta de crédito.

Tarjetas nominativas

Para habilitar las tarjetas nominativas en el móvil, los usuarios deberán acercarse al 010 del Ayuntamiento, y, en un plazo de 24 horas, serán útiles de forma gratuita. Hasta que se agoten los viajes de las tarjetas físicas, y durante un plazo de un mes, se podrán compatibilizar ambos sistemas.

En el marco del proyecto, también se ha renovado todo el sistema de ticketing embarcado en los 51 autobuses urbanos de Logroño y ha implantado toda la tecnología necesaria para ofrecer conexión a Internet libre y gratuita a través de wifi en todos los autobuses urbanos. Este último servicio está disponible para los logroñeses desde el pasado mes de mayo.

La alcaldesa ha resaltado cómo la implantación de este nuevo servicio "incrementa las prestaciones que ofrece el transporte urbano a los logroñeses, un transporte reconocido por su calidad y por ser uno de los más baratos de España". El año pasado, este servicio contabilizó 9,7 millones de viajeros y 2,62 millones de kilómetros recorridos.