Los otros vuelos de Agoncillo

Integrantes de la selección de fútbol de Luxemburgo, a su llegada al aeropuerto de Agoncillo en el 2015 para jugar contra España./ J. RODRÍGUEZ
Integrantes de la selección de fútbol de Luxemburgo, a su llegada al aeropuerto de Agoncillo en el 2015 para jugar contra España. / J. RODRÍGUEZ

El 14,2% de los viajeros que usó el aeropuerto riojano en el 2017 procedía de vuelos chárter o privados |Los pasajeros de las líneas no regulares, al margen de la conexión diaria con Madrid, se han multiplicado por tres en los últimos cinco años

PILAR HIDALGO AGONCILLO.

Corría diciembre del 2013 cuando desde el aeropuerto de Logroño-Agoncillo despegaba el primer vuelo chárter que partía de estas instalaciones riojanas. Condujo y trajo de regreso del aeródromo alemán de Berlín- Schoenefeld a un total de 324 pasajeros.

Hace un lustro, aquel primer vuelo turístico movió al 3% de los viajeros que contabilizó Logroño-Agoncillo en el 2013, un total de 10.598. Además, 229 recorrieron la terminal riojana haciendo uso de vuelos privados, lo que supuso el 2,2% del tráfico total. Así, en operaciones no regulares (vuelos chárter y privados) volaron el 5,2% de los pasajeros que registró Logroño-Agoncillo en aquel ejercicio.

LOS DATOS

Año 2017
20.010 pasajeros, de los que 2.845 realizaron un vuelo no regular (14,2% del total).
Año 2016
17.367 viajeros, de los que 2.598 procedieron de vuelos no regulares (14,9% del total).
Año 2015
14.981 pasajeros, de los que 1.719 tomaron un vuelo no regular (11,4% del total).
Año 2014
12.237 viajeros, de los que 1.437 completaron un vuelo no regular (11,7% del total).
Año 2013
10.598 pasajeros, de los que 553 provinieron de un vuelo no regular (5,2% del total).

Este porcentaje se ha triplicado en los últimos cinco años, ya que -según los datos de Aena correspondientes al 2017 (último ejercicio disponible)- el 14,2% de los viajeros que sumó el aeropuerto de la región procedía de vuelos no regulares. Estas operaciones sostienen a un aeródromo con un solo vuelo regular (el diario a Madrid). El pasado año, Logroño-Agoncillo se anotó 20.010 pasajeros, de los que 17.165 utilizaron la conexión aérea regular y 2.845, las no regulares.

El aeródromo de La Rioja registró el pasado ejercicio el tránsito de un total de 20.010 personas

Los usos no regulares prácticamente se dividen a la mitad entre los vuelos chárter (con 1.464 viajeros y un peso del 51,4% del total de pasajeros por la vía no regular) y los privados, protagonizados por avionetas o jets particulares. Los viajes turísticos o chárter cobran cada vez más importancia para dotar de un flujo de pasajeros al aeropuerto de Logroño-Agoncillo, con un tráfico muy exiguo.

Destinos

En el 2013 únicamente se estableció la conexión con Berlín. En el 2014 se programó Praga tanto para Semana Santa como para el puente de diciembre. En el 2015 se ofrecieron enlaces con Sicilia y Berlín en Semana Santa y con Florencia en diciembre. El 2016 fue el año que más destinos de tipo chárter ha dispuesto hasta la fecha: Praga, Berlín, Roma, Lisboa y Polonia. Durante el pasado ejercicio se unió La Rioja con Praga, Roma, Florencia y Viena.

Al margen de los vuelos comerciales, la otra mitad de las operaciones no regulares las copan los vuelos privados. El pasado año, por ejemplo, una mayorista organizó un vuelo exclusivo a Milán que trasladó a 340 de sus clientes. Además, la Consejería de Agricultura dispuso un avión para asistir a la Feria Prowein en Düsseldorf que, entre ida y vuelta, sumó 308 pasajeros.

Estos fueron los vuelos que registraron mayor número de viajeros, si bien además menudean los pasajes particulares a una larga lista de destinos: Bruselas, Ginebra, Luxemburgo, Niza, Oporto, Rotterdam, Málaga, Reus, Valladolid, Lyon, Asturias,... Así hasta los 36 anotados en el 2017. Entre los menos conocidos que se han efectuado en el último lustro sobresalen las conexiones con diversas ciudades de Francia (aeropuertos de Dinard Pleurtuit, Reims, Toussus Le Noble, Córcega y Troyes), Alemania (Mannheim, Goch-Asperden), Portugal (Évora), Países Bajos (Eindhoven) y Suiza (Grenchen).

El aeropuerto riojano acoge además un tráfico aéreo militar a otras bases españolas que el pasado año superó los 2.000 pasajeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos