Volando demasiado raso

Un guardia civil coge con cuidado al buitre herido por un mercancías. :: g.c./
Un guardia civil coge con cuidado al buitre herido por un mercancías. :: g.c.

Un buitre impacta contra un tren de mercancías en FuenmayorAgentes del Seprona recuperan al animal herido y lo llevan al centro de La Fombera para recibir tratamiento

LA RIOJA LOGROÑO.

Herido, extenuado y sin posibilidad de remontar el vuelo. Así se encontraron ayer los agentes del Seprona a un buitre leonado en las vías ferroviarias, a la altura de Fuenmayor. El animal había sido arrollado por un tren y se encontraba malherido; alguien se percató de lo sucedido y avisó a la Guardia Civil. El buitre fue trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Fombera para recibir tratamiento.

Fueron los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en La Rioja quienes se encargaron de recoger al ejemplar de buitre leonado y de su traslado hasta el mencionado centro. La recuperación de esta ave carroñera se llevó a cabo tras la llamada de un ciudadano al teléfono de urgencias de la Guardia Civil 062, en la que informaba de que un tren de mercancías había arrollado a un animal, a la altura del kilómetro de la vía férrea número 93.500, del término de Fuenmayor.

Los agentes del Seprona lograron localizar al buitre, que estaba herido, extenuado e impedido para poder remontar el vuelo, a consecuencia del fuerte impacto que le ocasionó el convoy ferroviario.

Estabilizado

Una vez estabilizado el animal, se dio aviso al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Fombera, que se hizo cargo del ejemplar para ser examinado por los veterinarios de este centro, con vistas a su recuperación y futura reintroducción en el medio natural.

El buitre leonado (Gyps fulvus) está incluido en el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. En La Rioja anidan en varios cortados rocosos, preferentemente en la sierra, desde donde se desplazan volando decenas de kilómetros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos