«Vivas, libres y unidas»

UGT y CCOO hacen un llamamiento a toda la ciudadanía para secundar los actos previstos hoy

Á. AZCONA

logroño. UGT y CCOO de La Rioja hicieron ayer un llamamiento a todos los trabajadores de La Rioja, extensivo «a todas las mujeres que permanecen encerradas en su hogar», a secundar hoy las movilizaciones y paros parciales por la igualdad, contra la brecha salarial y contra la violencia machista, «para que estas reivindicaciones sean, por fin, escuchadas». Según pusieron ayer de relieve las secretarias del ámbito de la mujer y la igualdad de ambos sindicatos, Eunate García y Ana Victoria del Vigo, esta es una cuestión que afecta a la sociedad en general, de ahí «la importancia de concienciar al conjunto de la ciudadanía» de tomar parte en las acciones previstas para este jueves.

«Mujeres vivas, libres, unidas por la igualdad» es la aspiración de estas organizaciones, plasmada en las octavillas repartidas ayer en diferentes puntos del casco antiguo y en las que se invitaba, con motivo de la convocatoria del 8 de marzo, a participar en una jornada que incluye dos concentraciones, a las 12 y 17 horas frente al palacete del Gobierno, y una manifestación, a las 19.30 horas. Su propuesta es la de una huelga femenina y laboral, dirigida a toda la ciudadanía. En este sentido, Eunate García, de CCOO, animó a participar en los actos convocados «no sólo a las mujeres organizadas, sino a aquellas que, por su situación familiar, social o laboral, están encerradas todavía en su hogar». A ellas les alentó a que «cuelguen el delantal y salgan a movilizarse por sus derechos, que son los derechos de todas».

En los folletos informativos, repartidos también en el mercado de abastos, se informaba de que la huelga será de dos horas por turno, el tiempo equivalente al que, de media, una mujer tiene que trabajar de más para equiparar su salario al de los hombres. La referencia a la «brecha salarial» será una de las consignas más repetidas de la manifestación de esta tarde, que partirá desde la Glorieta del Doctor Zubía y en la que también se pedirá acabar con la violencia de género.

«49 mujeres y 8 niños y niñas murieron por este motivo el año pasado», se podía leer en uno de los folletos repartidos, en los que, además, se cuantificaba en 6.000 euros la cantidad que las mujeres dejaron de percibir el año por un trabajo igual. «El Gobierno no puede mostrar pasividad en políticas de igualdad y debe impulsar medidas reales», concluía el texto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos