El virus de la gripe arrecia en La Rioja, que registra la incidencia más alta de todo el país

La infección se ha cobrado ya en la región la vida de dos pacientes, ambos de avanzada edad y con enfermedades previas

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

La gripe no falló a su cita anual, apareció en las últimas semanas de diciembre y en la segunda de este mes de enero ha arreciado hasta alcanzar una incidencia de 529,92 infectados por cada 100.000 habitantes, que es, no sólo la más elevada del país, sino una de las más altas que el director del Área de Salud, José Miguel Acitores, recuerda en la última década. Sólo en la temporada 2009-2010 se alcanzó un pico mayor (544 casos por 100.000 ciudadanos).

De una semana a otra, según el último informe de vigilancia epidemiológica de la gripe en España que elabora el Instituto de Salud Carlos III, los principales síntomas del virus deD la gripe se han extendido por todo el territorio riojano, multiplicando por diez el umbral epidémico fijado en 55,7 casos por 100.000. De comportarse como en anteriores temporadas, La Rioja podría haber tocado techo aunque, según Acitores, «es difícil de prever», porque depende de muchos factores. De ahí que, aunque con las cifras en la mano, la infección por gripe podría haber tocado techo en esta comunidad, no descarta que los datos que arroje el próximo informe epidemiológico relativos a la actual semana registre un pico un poco mayor.

Más

Los niños de 0 a 4 años han sido los más afectados por el virus más vigilado del mundo. En este colectivo se ha alcanzado una incidencia de 1.000 casos por 100.000, aunque generalmente son los más afectados porque han tenido menos contacto con los virus previamente. Por contra, los mayores, que ya han estado más expuestos, presentan incidencias más bajas.

Hasta ayer 26 personas habían precisado ingreso hospitalario, 12 de ellas en la última semana

Hasta el momento, esta infección vírica se ha cobrado la vida de dos personas de edad avanzada. Ambas tenían enfermedades concomitantes, es decir, padecían una afección previa a la que se ha sumado la gripe. También esta temporada se habían notificado hasta ayer 26 casos graves, es decir, que han requerido hospitalización, bien porque han tenido una complicación, un fallo multiórganico, incluso infección, o han requerido cuidados intensivos. De todos los ingresos, doce de ellos se produjeron durante la última semana.

La avalancha de los contagios ha tenido un efecto colateral, el incremento de la demanda asistencial del servicio de Urgencias que llevó a la Consejería de Salud a activar hace dos semanas el máximo nivel del plan de contingencia diseñado para responder a este tipo de situaciones. Un despliegue atribuido en gran parte a la gripe, pero no sólo a ella, también ha influido el repunte de otros virus infectorespiratorios. Y es que la humedad relativa y el frío, que concentra a la gente, facilita la transmisión.

En cualquier caso, el protocolo previsto para este año se había reforzado con 15 boxes extra en el servicio de Urgencias del San Pedro -disponía ya de 17- y 13 camas en el Hospital de La Rioja que se suman a otras tantas ya existentes. Primero se reforzó el servicio de hospitalización a domicilio, después se habilitaron todos los boxes, luego se abrió al completo el control C de la cuarta planta del San Pedro con 23 camas y finalmente se pusieron a disposición del sistema las 26 camas del Hospital de La Rioja.

Ayer mismo, de acuerdo con los datos facilitados por Acitores, las plazas de la cuarta planta del San Pedro se encontraban a pleno rendimiento, lo mismo que 11 del Hospital de La Rioja, el resto, están preparadas por si fuera necesario. No obstante, el director del Área de Salud incidió en la movilidad hospitalaria dado que cada día es habitual dar entre 40 y 45 altas, siempre en función de la actividad quirúrgica.

En cuanto a la actividad en Urgencias, el miércoles se registraron 328 atenciones de pacientes con enfermedades infectorespiratorias. «Son personas mayores cuya atención es más complicada», apuntó, pero ha habido días con picos de hasta 370 personas atendidas en este servicio. Entonces «hubo que abrir la zona de preingreso -los boxes extra habilitados- y los profesionales tuvieron que emplearse a fondo, aunque siempre lo hacen y hay que felicitarles».

En el conjunto del país, la actividad gripal también sigue en ascenso, con 248,4 casos por 100.000 habitantes. Las tasas de incidencia superan el umbral basal en todas las autonomías. La intensidad es muy alta en La Rioja y Ceuta; alta en Navarra y Baleares; baja en Asturias, Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura y Melilla y media en el resto del territorio.

Desde el inicio de la temporada se han notificado 1.541 casos graves hospitalizados confirmados en todas las comunidades, y se han producido 157 defunciones por gripe confirmada en 15 regiones, el 55% eran varones y el 75% de las muertes están asociadas al virus B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos