Una vida entre montones de cosas sin uso

Los camiones estuvieron en el portal todo el día de ayer. :: m. h./
Los camiones estuvieron en el portal todo el día de ayer. :: m. h.

Servicios Sociales interviene en un piso de Pérez Galdós cuya propietaria sufría trastorno por acumulación | Logroño Limpio y Cáritas Chavicar retiran durante dos días más de una decena de toneladas de objetos y enseres, muchos nuevos, por orden de un juez

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Si bien el vaciado comenzó el jueves, fue ayer viernes cuando el vecindario y todo el que pasaba frente al 18 de Pérez Galdós, en pleno centro de Logroño, no pudo evitar girar la cabeza. Camiones de Logroño Limpio y Cáritas Chavicar iban y venían mientras más de una decena de operarios subían y bajaban continuamente cargados con cubos de grandes dimensiones repletos de todo tipo de enseres y objetos. Y el que muchos de ellos estuviesen nuevos, aún con su embalaje original, no hizo sino aumentar la curiosidad.

«Una verdadera pena», venían a confirmar vecinos del bloque. Servicios Sociales intervenía en un segundo piso, de más de un centenar de metros cuadrados, repleto de 'compras' amontonadas durante años. «Según dicen no se podía ni entrar», añadían esos mismos vecinos mientras veían salir libros sin leer, estanterías y carritos sin montar, electrodomésticos sin usar y todo un catálogo de elementos de decoración en papel de envoltorio... Había incluso regalos sin abrir.

Gran parte de lo retirado todavía conservaba su embalaje original... había incluso regalos sin abrir

Un sobrino de la propietaria, una mujer soltera por encima de los 70 años, fue quien, al parecer, dio la voz de alarma. Un síndrome de Diógenes, según confirmaba el Ayuntamiento de Logroño, aunque posteriormente se precisaba un trastorno por acumulación o acaparamiento -acompañado de otro de compra compulsiva-, pues basura y desperdicios eran lo de menos. Una vida entre toneladas de montones de cosas que nunca se usaron... de cosas inservibles. Y todo ello en soledad.

La mujer, cuyo caso trata en estos momentos Servicios Sociales del Ayuntamiento de Logroño, vivía sola y el vaciado de su domicilio fue por orden judicial. Sólo Logroño Limpio llenó hasta cinco camiones, 10 toneladas a las que se suma lo retirado por Cáritas Chavicar, según fuentes consultadas por Diario LA RIOJA.

El síndrome de acumulación compulsiva es un trastorno mental en el que la persona que lo sufre recoge de forma obsesiva muchos objetos y no desecha nada. «Y casi todo nuevo», confirmaban mientras se veían ollas y sartenes, baterías de cocina por estrenar, radiadores, bombonas de butano y centenares de libros y papel. Los viajes escaleras arriba y escaleras abajo de los diferentes operaciones se contaron por centenares. Dos días sin parar.

Fotos

Vídeos