El vicepresidente viajero

Sanz, en una comparecencia como vicepresidente en las instalaciones del Senado. :: j.p. gandul (efe)/
Sanz, en una comparecencia como vicepresidente en las instalaciones del Senado. :: j.p. gandul (efe)

La jornada institucional a la que asistió Sanz en Perú como representante del Senado en agosto costó 15.456 euros

E. SÁENZ LOGROÑO.

Los desplazamientos institucionales fuera de España por parte de sus señorías y sobre todo de las máximas autoridades del Senado no son infrecuentes. La de representación es una de las tareas que desarrolla más profusamente como uno de los órganos clave en la estructura política del país y una consecuencia de ello es, al menos en términos económicos, el dinero que la Cámara Alta dedica a esta faceta. De acuerdo a la información recogida por publico.es, el Senado ha invertido en el último año y medio 341.612 euros en 40 viajes institucionales, lo que hace un media de aproximadamente 8.500 euros en gastos en cada cita.

OTRAS VISITAS DE SANZ

28 abril, 2016
Reunión de la Asociación Parlamentaria Asia-Europa en Ulan Bator (Mongolia).
8 y 9 abril, 2017
Conferencia de presidentes de parlamentos de la UE junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en Bratislava (Eslovaquia).
12 de mayo, 2017
IV cumbre de parlamentos de estados miembros de la asamblea de la Unión por el Mediterráneo en Roma (Italia).
16 de julio, 2017
Inauguración de los cursos de verano de la Universidad Católica de Valencia.
29 de enero, 2018
IV premio contra el Terrorismo 'Alberto Jiménez-Becerril' en Sevilla.

Algunas de esas reuniones exceden la ratio, como a la que asistió el expresidente de La Rioja Pedro Sanz, en calidad de vicepresidente primero, a Perú del 17 al 19 de agosto del año pasado que se elevó a 15.456 euros. Según el balance de actividad del propio Senado, el evento incluyó una única jornada de trabajo en Lima (día 18) y se enmarcó en un encuentro de presidentes de parlamentos de todo el mundo. La agenda de aquel viernes indica que el día arrancó a las 9.15 horas con la recepción y el saludo a los asistentes por parte del presidente del Congreso peruano, Luis Galarreta Velarde, a la que siguió una reunión de trabajo con los miembros de las diferentes delegaciones bajo el lema 'Diálogo parlamentario por la democracia' con la situación en Venezuela como telón de fondo. A las 13.15 horas concluyó la cita con un informe de las conclusiones obtenidas y una foto oficial, hasta que a las 14.10 horas se trasladó a los participantes al restaurante Huaca Pucllana para compartir el almuerzo.

El informe de los gastos que se derivaron de aquella jornada se desglosa de la siguiente manera de acuerdo a los detalles ofrecidos por fuentes del Senado: 14.782,74 euros por los vuelos de ida y vuelta para dos personas -Sanz estuvo acompañado por su jefe de gabinete-, 383,25 euros por dos noches de alojamiento de una persona -el vicepresidente estaba invitado- y 290,40 por el uso de la sala de autoridades.

¿Es ajustado el presupuesto al motivo y el contenido de la visita? Sanz elude valorarlo. «Como en otros casos, la máxima autoridad que es el presidente Pío García-Escudero delegó en mí como representante de la institución y fueron los servicios del Senado los que gestionaron el desplazamiento y otros temas operativos», explica. Y añade: «No exigí nada; me limité a seguir el protocolo marcado y empleamos prácticamente una jornada para ir y otra para volver dada la distancia que separa Perú de España».

Fuentes del gabinete del vicepresidente primero apuntan a la premura con que se confirmó el viaje y las fechas (pleno agosto) como posibles razones del encarecimiento de los billetes de avión. Como criterio general y según lo acordado por la propia Cámara Alta, las reservas se realizan en clase preferente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos