El verano del invierno (demográfico)

José Ignacio Ceniceros, el pasado miércoles, durante su intervención en el Comité de las Regiones. :: g.r./
José Ignacio Ceniceros, el pasado miércoles, durante su intervención en el Comité de las Regiones. :: g.r.

El Gobierno lanza su Agenda para la Población 2030 para alcanzar un amplio consenso social y políticoPresidencia coordina las aportaciones de las distintas consejerías para avanzar hacia un gran acuerdo que sirva para frenar la despoblación

JORGE ALACID LOGROÑO.

El combate contra el invierno demográfico, el atroz despoblamiento que sufre buena parte de La Rioja interior y acecha también a otras regiones, figura entre las prioridades del Gobierno autonómico, cuyo presidente volvió a aludir a este respecto el pasado miércoles, durante su comparecencia en Bruselas ante el Comité de las Regiones. José Ignacio Ceniceros ya incluyó este particular en el reciente debate sobre el estado de la región, cuando mencionó que su equipo disponía del primer documento redactado a tal efecto: la llamada Agenda para la Población 2030. El año fijado como horizonte temporal para superar los males que origina el abandono rural.

Se trata de un completo informe, al que ha tenido acceso Diario LA RIOJA, que ese viernes ya distribuyó el Gobierno entre los parlamentarios autonómicos: sus señorías tienen trabajo para este verano. El documento, donde se detallan los antecedentes históricos de un problema soterrado durante largo tiempo que ahora ocupa sin embargo un elevado puesto entre las prioridades de la Administración regional, sirve como análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades: una suerte de 'miniDAFO' concebido como el primer capítulo de un pulso contra la despoblación que se prevé complicado, habida cuenta las inercias contra las que tendrá que combatir el Gobierno regional.

De momento, los Presupuestos del 2017 ya disponen de una partida, dotada con medio millón de euros, para ir avanzando en la consecución de un paisaje más benévolo en el corto y el medio plazo. La consejera de Presidencia, Begoña Martínez Arregui, se encarga de coordinar al resto de departamentos implicados, puesto que el plan de choque contra la aciaga demografía que atenaza a La Rioja exige medidas transversales que comprometen a distintos departamentos: no sólo a su Consejería, sino a otras como Salud, Educación, Agricultura o Servicios Sociales.

Los Presupuestos del 2017 ya disponen de una partida de medio millón de euros para las primeras medidas

La intención del Ejecutivo pasa por alcanzar un amplio consenso, a escala política y social, con los distintos agentes involucrados en la mejora de la calidad de vida de La Rioja interior. De ahí su rapidez en trasladar a los miembros de la Cámara regional su diagnóstico de la enfermedad demográfica que sufre la comunidad y de ahí su pretensión de acordar las medidas iniciales que se adopten a partir del diálogo con los alcaldes de los municipios que padecen este mal en grado más severo. Como reza el capítulo sexto del documento, la intención central de la Agenda no puede ser más concluyente: «Invertir la tendencia demográfica en los indicadores básicos». Lo cual significaría tanto como desmentir el sombrío vaticinio que para esa fecha tiene anotado el INE: cuando La Rioja caiga por debajo de los 300.000 habitantes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos