¡VÁYASE, SEÑOR MONTORO!

MARTÍN TORRES GAVIRIA

Dícese que en cierta ocasión salieron a cazar juntos un león, un lobo y una raposa. Tras conseguir tres piezas importantes, una vaca, una oveja y un ganso, le mandó el león al lobo que hiciese el reparto. Tú león -dijo el lobo- tomarás la vaca porque eres nuestro rey; yo, la oveja, y para la raposa, el ganso. Sin mediar palabra el león le sacudió al lobo un zarpazo en la cabeza dejándosela ensangrentada y con sus uñas marcadas. Miró el león a la raposa y le dijo en un tono suave: «Haz tú un nuevo reparto»...

Parece ser que la actitud del tándem Montoro-Santamaría en los consejos de ministros de Rajoy es la del león contra el miembro de gabinete que no se ajuste a sus deseos. Véase Soria. Parafraseando a Aznar, ahora toca decir, por tres razones y una sospecha, «¡Váyase señor Montoro!».

La primera razón es la amnistía fiscal. Hagamos historia, el PSOE ha efectuado nada menos que tres amnistías fiscales en nuestra democracia reciente. Por tanto, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Miguel Boyer en 1984 eximió a los defraudadores de sus obligaciones fiscales a cambio de comprar pagarés del Tesoro al 5% de rentabilidad -los conocidos Afros-, con unos intereses en el mercado del 11%. Carlos Solchaga en 1991 también les puso puente de plata a los objetores fiscales si adquirían Deuda Pública al 2% cuando los intereses estaban al 13%. Y, ¡cómo no!, Zapatero en el 2010 avisó a 659 evasores y clientes del banco HSBC para que regularizaran. Entre ellos, el señor Botín. En el 2012 el señor Montoro pone en marcha su peculiar amnistía con la pretensión de recaudar 2.500 millones y aplicar un gravamen del 10%. No se trata de que el PSOE haya puesto en marcha tres amnistías y el PP solo una. Es que deberían estar prohibidas en la Constitución. A nadie nos gusta pagar impuestos, pero hay que cumplir la ley. Y esta amnistía de Montoro ha sido una verdadera chapuza desde el punto de vista técnico que ha sido rechazada por el Tribunal Constitucional, y desde la eficiencia, porque únicamente ha recaudado 1.200 millones, la mitad de lo previsto, y solo han cotizado el 3% de lo defraudado (en vez del 10%), sin pagar intereses de demora ni penalizaciones. ¡Vaya chollo!

La segunda razón se llama Montoro & Asociados: un bufete conseguidor que pasó a llamarse Equipo Económico con Montoro fuera del accionariado, pero manteniéndose su hermano. Sus clientes eran Ferrovial o Abengoa, entre otros. Unos pedían soluciones a sus cobros pendientes con la administración y, mira por dónde, en el 2012 Hacienda aprobó el Plan de Pago a Proveedores mediante el cual el Estado adelantaba el pago a los ayuntamientos. Otros pedían que no se les rebajara la subvención a las renovables y presuntamente se presentaban en el Consejo de Ministros informes y correos con el membrete de Abengoa... Y Soria oponiéndose. Puede que no haya nada ilegal, pero despide un tufo.

La tercera razón es la obligada bajada de impuestos: primero dice que los va a bajar en el último año de la legislatura (como si fuéramos niños) y tiene que ser Rivera quien le presione si quiere aprobar el techo de gasto. Al final los va a bajar, pero el éxito, para C´s.

Cuando Aznar y Aguirre tacharon a Montoro de socialdemócrata sospechosamente aparecieron sus declaraciones del IRPF en la prensa. Cuando Soria se enfrentó a él por las renovables también sospechosamente aparecieron en la prensa sus datos de Hacienda y no olvidemos los del exfiscal Moix (nombrado en contra de la opinión del tándem Montoro-Santamaría). Todo presuntamente, claro. ¡Váyase, señor Montoro!

La raposa, visto lo sucedido al lobo, dijo: «Tú, porque eres nuestro rey, tomarás la vaca. Para tu mujer, la leona, y mi señora, la oveja, y para tus hijos mis señores, los leoncillos, el ganso». Raposa quién te enseñó a repartir tan sabiamente -le preguntó el león-. A lo que la raposa le respondió: «La cabeza de mi compañero, señor».

Martín Torres Gavíria

Miembro de European Financial Planning Association España

Twitter @MTorresGaviria

Fotos

Vídeos