Desde vaciar la agenda a la huelga a la japonesa

La presidenta del Congreso y las cuatro autonómicas afrontan de distintas formas la jornada de paro por la igualdad

A. A. MADRID.

La huelga es un derecho, y como tal se puede secundar o no. Más aún en una convocatoria como la de ayer, en la que existían diversas modalidades para llevarla a cabo. Algunas poco usuales en España, como la huelga a la japonesa por la que apostaron los días previos al 8-M la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Así vivieron la jornada algunas de las principales dirigentes del país.

Ana Pastor

Presidenta del Congreso

Ana Pastor cumplió su palabra y ayer fue a trabajar. La presidenta del Congreso ya había anunciado que ella acudiría el 8-M como cada día a su puesto porque «aún queda mucho por hacer en España». Y así lo hizo. Aunque más reivindicativa que nunca y marcando distancias con el argumentario del PP por la jornada de huelga feminista. «Esto no va de partidos, esto es transversal y va de mujeres», advirtió.

La presidenta de la tercera máxima institución del Estado apoyó la movilización de las mujeres y pidió la ayuda de los hombres en el cambio. Lamentó que todavía persistan estereotipos y distancias reales como brechas salariales, techos de cristal y aptitudes machistas y advirtió de que el error más grave que se podría cometer sería politizar la lucha por la igualdad. En un acto «reivindicativo», que presidió en la Cámara baja con motivo del Día de la Mujer, Pastor denunció, además, que a pesar de los avances en materia de igualdad entre mujeres y hombres «sigue habiendo una desigualdad inaceptable para cualquier mujer en el día de hoy».

Susana Díaz

Presidenta andaluza

Susana Díaz vació su agenda pública y prestó su pleno apoyo a la jornada de huelga. Ella misma la secundó entre las 11:30 y las 13:30 horas. Después acudió a pie a la concentración ante el ayuntamiento de Sevilla, organizada por los sindicatos UGT y CC OO. La presidenta andaluza, que estuvo acompañada de todas sus consejeras, se mostró eufórica por la respuesta ciudadana. «Esto no hay quien lo pare, ya que miles de hombres y mujeres están saliendo a la calle a decir que la igualdad tiene que ser real», señaló Díaz.

Cristina Cifuentes

Presidenta madrileña

Su anuncio de que su intención era realizar una huelga a la japonesa -trabajar aún más horas que en una jornada laboral normal- levantó una ola de críticas contra la presidenta de la Comunidad de Madrid. Pese a cumplir con sus quehaceres diarios, Cifuentes no quiso dejar la más mínima duda de su compromiso con la igualdad de género. Eso sí, defendió «la libertad de todas las mujeres para decidir cómo quieren defender sus derechos».

La jefa del Ejecutivo autonómico no faltó a la sesión de control en la Asamblea de Madrid, a donde acudió con una chapa con el lema 'Yo trabajo por la igualdad'. No estuvieron en la sesión las diputadas de otros grupos. «Respetamos profundamente la posición de Podemos de hacer huelga, del PSOE, de todo el mundo, incluso la posición del señor Rajoy la respetamos profundamente», dijo Cifuentes en relación a las declaraciones del miércoles del presidente del Gobierno, en las que afirmó no compartir la huelga a la japonesa.

Francina Armengol

Presidenta balear

La socialista Francina Armengol se manifestó a través de Twitter. «Orgullosa de las mujeres de este Gobierno, orgullosa de su esfuerzo y capacidad, orgullosa de las políticas de igualdad de género, orgullosa de tener un magnífico equipo que tiene claro que el objetivo es trabajar desde una perspectiva feminista. orgullosamente feminista», escribió en la red social. Armengol vació su agenda de todos los eventos institucionales y solo participó en los relacionados con la igualdad.

Uxue Barkos

Presidenta navarra

El Parlamento de Navarra celebró la sesión de control y Uxue Marcos, como Cristina Cifuentes, no se la saltó. Eso sí, el apoyo de la presidenta navarra al paro fue total. «Vivimos en desigualdad clara, no verlo es cerrar los ojos a una realidad que dejamos en herencia a nuestros hijos», dijo. Antes del inicio de la sesión de control los escaños de los hombres aparecieron cubiertos con delantales, que fueron retirados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos