«En Urgencias, vemos cuadros con drogas muy agresivas», alertan los médicos

E. SÁENZ LOGROÑO.

Trabajar en la prevención no es una opción, sino una necesidad innegociable en vista de las estadísticas y el testimonio que ayer ofrecieron quienes más directamente trabajan a diario en la atención de adicciones. La presidenta del Colegio de Médicos fue contundente en el diagnóstico. «Hace tiempo que los profesionales sanitarios no veníamos atendiendo patologías tan agudas relacionadas no sólo por sustancia de consumo», desveló para llamar la atención sobre el alza de los casos en Urgencias relacionados con comas etílicos en gente muy joven. Y más aún. «También observamos situaciones con drogas muy agresivas que incluso pueden provocar la muerte». Desde esa perspectiva, Martínez mostró la decidida colaboración del Colegio de Médicos riojano con la Administración en un plan «que mejorará la salud de nuestros jóvenes en particular y la sociedad riojana en general».

El mismo apoyo y similar análisis aportó el presidente de la Asociación riojana para la atención a personas con problemas de drogas (ARAD), José Luis Rabadán. «Cuando se habla del 'botellón'» -empezó diciendo respecto al consumo callejero de alcohol entre menores-, «el debate tiende a centrarse en aspectos como rotura de mobiliario urbano, molestias vecinales o accidentes de tráfico que, siendo importantes, no deben ocultar desde un punto de vista sanitario las alteraciones neurológicas que se producen en organismos en formación», afirmó para inferir: «Como sociedad, es una cuestión que nos concierne a todos».

Rabadán aplaudió aquí la perspectiva de género que pretende adoptar el nuevo plan. «Resulta vital», aseguró para explicar que, así como también se constatan consumos de todo tipo de sustancias entre las jóvenes, sin embargo las atenciones sobre ellas son porcentualmente muy pequeñas en relación a los hombres. «¿Qué está pasando para que no estemos logrando que las mujeres acudan para pedir tratamiento?», se preguntó al tiempo que mostró su satisfacción por el valor que el documento otorga a las adicciones sin sustancia. «Hace años que venimos detectando problemas con los juegos 'on line', los dispositivos móviles, etc...», dijo ensalzando la oportunidad de adaptar las estrategias preventivas a esos cambios sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos