La universidad española necesita investigación... y un pacto

La universidad española necesita investigación... y un pacto
Miguel Herreros

Un coloquio organizado por la UNIR aboga también por la internacionalización de la universidad española

EFELogroño

La universidad del siglo XXI necesita internacionalizarse y más apoyo en I+D+i, además de un Pacto por la Educación, que la exima del albur de los cambios políticos y que sitúe a la educación superior en el escalafón que precisa, como principal "ascensor social" de una sociedad moderna.

En este diagnóstico han coincidido, en declaraciones a Efe, los ponentes de un coloquio sobre la situación actual de la universidad española y sus retos, organizado en Logroño por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Así lo han expresado el rector de la Universidad de Extremadura, Segundo Píriz; el exrector de la Universidad de Cantabria Federico Gutiérrez Solana, ambos expresidentes de la Conferencia de Rectores Universitarios (CRUE); Francisco Michavila, catedrático de la Politécnica de Madrid y exrector de la Jaume I de Castellón; y Rafael Puyol, catedrático y exrector de la Complutense.

Gutiérrez Solana ha defendido un Pacto por la Educación, que es "clave para la personas y la sociedad", en la que está la universidad, como fuente de conocimiento, investigación y transferencia de la misma.

Píriz también ha incidido en este Pacto por la Educación, con reflejo presupuestario, dado que "la educación es una cosa muy seria y se debe llevar a un consenso porque es el principal factor de cohesión social y territorial"; y ha apostado por la internacionalización de la universidad.

En el coloquio han defendido el necesario desarrollo de acciones orientadas a una mayor difusión del sistema universitario español en el extranjero, implementando el sistema curricular de los máster o dobles grados con asignaturas en inglés, que los hagan más atractivos a estudiantes de otros países.

Los ponentes han precisado que en España se invierte el 1,22 % del PIB en I+D+i, frente a la media de la Unión Europea (UE), que está en casi el 2 % y la media de la OCDE, fijada en el 2,37 %.

Para Puyol, la universidad española actual es "mejor que la de hace 25 años", pero "tiene por delante el reto de la calidad", que pasa por una necesaria modificación del sistema de selección del profesorado, unos sistemas de gobierno universitarios "más flexibles" y una mejor financiación.

Este catedrático, también presidente del Patronato del Instituto Empresa, ha abogado por un cambio en el mapa actual de títulos en el sistema universitario más "racionalizado" y "no tan descabellado"; así como una mejora en los niveles de internacionalización, que sitúen a la universidad española en una mejor posición.

Michavilla ha abogado por acercar más la universidad al empleo, ya que "la formación que reciben los jóvenes es adecuada al empleo, pero los estudios universitarios se basan fundamentalmente en contenidos y a los estudiantes hay que educarlos, sobre todo, en competencias".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos