La unidad más fragmentada

Asistentes a una de las asambleas que dio origen a Cambia Logroño (inicialmente Ganemos) del que se desmarcó Podemos. :: juan marín
Asistentes a una de las asambleas que dio origen a Cambia Logroño (inicialmente Ganemos) del que se desmarcó Podemos. :: juan marín

Podemos desautoriza a su secretario general en la capital al tiempo que Cambia Logroño acoge con asombro lo que juzga un «pacto unipersonal» El anuncio de Moreno y Cantabrana de buscar una confluencia en Logroño tensa las diferencias internas en IU y Podemos

E. SÁENZ LOGROÑO.

El secretario general de Podemos en Logroño, Germán Cantabrana, y la portavoz de la dirección de IU en la capital riojana, Henar Moreno, anunciaron ayer en una comparecencia conjunta su intención de «iniciar el camino» para articular un bloque de unidad popular con las miras puestas en las elecciones municipales del 2019. Un proceso que, según sus palabras, pretende aglutinar a las fuerzas del cambio para aplicar en Logroño el patrón de ciudades como Barcelona o Zaragoza y podría llegar a concretarse en una candidatura de confluencia. «Se trata de no empezar la casa por la ventana, como pasó hace dos años», justificó Cantabrana a la vez que Moreno abundó en «evitar errores pasados» en alusión a la decisión de Podemos de, tras múltiples reuniones, desmarcarse de Cambia en una lista que integraron IU, Equo e independientes y logró cuatro concejales en los comicios del 2015.

La noticia suscitó el rechazo inmediato de la dirección regional de Podemos por una parte y de Cambia Logroño por otra, dejando aflorar las diferencias que laten en el seno de ambas formaciones. Desde el partido 'morado', el consejo autonómico que lidera Francisco Javier Garrido mostró su sorpresa ante el anuncio de Moreno y Cantabrana. «Es imperativo que los inscritos se pronuncien acerca de su voluntad de confluencias y acuerdos municipales, por lo cual estas conversaciones no tienen validez», sostienen en una nota donde advierten de que «ya existe un actor político como es Cambia Logroño en el que confluyen colectivos, partidos y personas y cuenta con nuestro reconocimiento». Una opinión que Cantrabana, contra quien el partido tiene abierto un expediente pendiente de resolver por su actuación como diputado regional, rebate de plano: «Nadie me puede desautorizar en este ámbito, porque yo soy el máximo responsable de Podemos en la capital».

Tampoco Cambia Logroño comparte el paso dado por Moreno con el respaldo, a diferencia del caso de Cantabrana, de la dirección regional de su organización. «Se trata de un pacto unipersonal entre ellos dos que sólo busca su interés político y personal, poniendo en riesgo la unidad futura», afirman en un comunicado encabezado por su portavoz municipal, Gonzalo Peña, quien en las últimas elecciones a la dirección de IU integró una lista alternativa que salió derrotada y declinó integrarse en la ejecutiva. «Con este acto, Moreno desvincula a IU de Cambia Logroño al erigirse como adalides de la confluencia sin contar con el sujeto político que representa», agregan. Una opinión que la aludida refuta. «Peña estaba citado a la reunión donde se trató este asunto pero no acudió y luego se le informó», zanja la excoordinadora regional de IU que rehusa interpretar la reacción en Podemos. «No entramos en asuntos internos de otros partidos; hemos actuado de forma exquisita conversando con la dirección de Logroño», dice recordando el afán reiterado por Podemos de replicar aquí el modelo de los ayuntamientos del cambio. Equo también rechazó una pretensión «que busca debilitar el trabajo hecho hasta ahora».

Fotos

Vídeos